Pequeña joya de Honoré de Balzac

Los misterios del genio artístico

Lo inexplicable que se da en la cabeza de los genios es la materia de esta novela que tiene como protagonistas a tres pintores (y a una bellísima muchacha) en el París de 1612.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Honoré de Balzac

Una verdad acerca del mundo editorial: genio muerto hace siglos no cobra derechos de autor. Otra, un poco más seria: reediciones propician relecturas, no sólo por acercar autores viejos a nuevos lectores, sino porque esas nuevas miradas suelen descubrirle significados nuevos a los textos clásicos. Otra más, útil para impulsar la lectura en los apurados tiempos que corren: a veces, la mejor puerta de entrada a los grandes narradores del siglo XIX, con sus extensas novelas realistas, son sus mejores relatos breves, que pueden servir de “gancho” para el ulterior abordaje de obra de más largo aliento.

La novela corta La obra maestra desconocida fue escrita por Balzac a sus treinta y dos años. Es atípica dentro del ciclo de la “Comedia Humana” porque no se ambienta en la Francia contemporánea al autor, sino en el París de 1612. Su tema es el arte vivido como pasión por lo imposible, como obsesión por lo perfecto. Para dar verosimilitud al relato, Balzac toma por personajes a varios pintores reales de la época a la que se remonta (Mabuse, Poussin, Porbus), aunque no se ajusta del todo a sus biografías reales. Por completo ficticio, en cambio, es Frenhofer, el protagonista. Desde su publicación este relato ha dado qué pensar a escritores y pintores. Resuena en “Paolo Uccello: Pintor”, una de las “Vidas imaginarias” de Marcel Schwob, donde la pasión creativa también deviene locura e incomunicación. Reflexionaron sobre esta obra Cézanne y Giacometti en lo tocante a la relación del artista y la realidad (hace decir Balzac a Frenhofer: “¡La misión del arte no es copiar la naturaleza, sino expresarla!”). Picasso se inspiró en este relato para una serie de aguafuertes e instaló su estudio parisino donde pintó el “Guernica”, en el Nº 7 de la Rue des Grand-Augustins, donde se creía que se había ubicado el taller de pintor en el que comienza la acción del relato balzaciano. En 1991 el director Jacques Rivette adaptó la nouvelle al cine con el título de La Belle Noiseuse (la bella latosa).

Esta historia se juega entre tres pintores –uno, Frenhofer, es genial y rico; el otro, Porbus, es un devoto artesano de su oficio y el tercero, Poussin, es un joven genio en ciernes sin una moneda– y una muchacha bellísima, Gillette, la amante de Poussin. El genio titánico verá que lo que el creía perfección lograda no era otra cosa que perfeccionismo estéril, y no le quedará más camino que la locura, la destrucción de sus obras y el suicidio. El joven Poussin sacrificará, para emprender el camino hacia el triunfo en su arte, el amor puro y generoso de Gillette. Acaso sea Porbus, el artista laborioso y dedicado, el único que sobreviva a la destrucción. Balzac pareciera decirnos, tras haberlo aprendido por dura experiencia, que el arte y el amor son dos caminos hacia una perfección inalcanzable, caminos ambos que requieren disposición al sacrificio y pasión por la grandeza, pero que destruyen al que se exceda un ápice en esa pasión.

Es admirable el modo en que Balzac logra condensar en unos breves diálogos, que no le quitan nada de agilidad al relato, conceptos muy profundos sobre la relación del artista con su vida, el mundo y su arte. Es magistral el momento en que Frenhofer revela su obra maestra, su “Belle Noiseuse”, a sus atónitos colegas.

Por su estudio preliminar, su detallada cronología y sus notas, esta es una edición más que adecuada para docentes y estudiantes de enseñanza media.

LA OBRA MAESTRA DESCONOCIDA, de Honoré de Balzac. Océano, 2014. México, 108 págs. Distribuye Océano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)