Corruptos en el Caribe

Un Mario Vargas Llosa comprometido

La nueva novela de Vargas Llosa, Tiempos recios, cuenta una trágica historia caribeña de corrupción, de dictadores abusivos y empresarios inescrupulosos.

Mario Vargas Llosa
Mario Vargas Llosa

Ha llegado otro libro de Mario Vargas Llosa a librerías, Tiempos recios, una novela sobre los avatares políticos de Centroamérica en las décadas del 40, 50 y 60, centrada en personajes siniestros, conspiradores y asesinos, pero también en figuras nobles como el guatemalteco Jacobo Arbenz, un reformador idealista que no servía a los intereses de ciertos sectores empresariales y políticos, pero sobre todo a los Estados Unidos. No alcanzó que Arbenz declarara su amor por la democracia y el valor del capitalismo como medio para acabar con las absurdas iniquidades que asolaban a Guatemala. Montando una mentira a conciencia, Estados Unidos y sus socios lo declararon “comunista”, y a sus intentos reformistas como una punta de lanza de la Unión Soviética para instalar el comunismo en el "patio trasero" de la gran democracia norteamericana.

El Nobel peruano engrosa así su novelística (casi una veintena de obras publicadas), más una decena de ensayos, obras teatrales, cuentos y otros textos. Mucha agua ha corrido desde la magnífica La ciudad y los perros (1963), uno de sus puntos literarios más altos. En el camino se dedicó a la política, alcanzó una suerte de Olimpo de escritores que están más allá del bien y del mal, perdió lectores y también los ganó, sobre todo entre los más jóvenes. Porque Vargas Llosa sabe contar, darle carnadura a sus personajes, elegir villanos o víctimas del poder brutal y grosero, casi absoluto, que detentaron famosos dictadores centroamericanos de la saga de los Duvalier, Somoza, Trujillo, y que tanto han dado a la literatura universal.

El héroe indiscutido de Tiempos recios es Jacobo Arbenz, presidente democrático de Guatemala. Era quizá demasiado idealista en una tierra de forajidos, donde la United Fruit, la bananera norteamericana que a fuerza de sobornos y asesinatos cobró un poder inaudito en la región, logró impedir que otros competidores norteamericanos pudieran participar del negocio. La United, apoyada por su propio gobierno, coartó uno de los principios empresariales clave del capitalismo: la libertad. Por eso el discurso que llevaban adelante, el del capitalismo contra el comunismo, era una farsa. A ellos solo les preocupaban los intentos de la gente de buena voluntad que promovía el control ciudadano (por ejemplo, la United solía no pagar impuestos en los países donde producía).

Tiempos recios es una obra comprometida. Denuncia la mentira, la brutalidad y la falta de visión de los líderes de entonces. Es una historia bien contada, sin las ambiciones de La ciudad y los perros, pero que resulta provocadora en otros planos. Es un libro que interpela la actualidad. Por ejemplo, respecto a los actuales estallidos sociales de la región, provocados en gran medida por la iniquidad en la distribución del ingreso o el acceso a las oportunidades. Todo parece estar atado a un legado maldito que Vargas Llosa conecta como al descuido.

TIEMPOS RECIOS, de Mario Vargas Llosa. Alfaguara, 2019. Montevideo, 354 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)