libro de thomas hardy

Intemperies de la moral victoriana

Un pesimista irónico que sabía cómo finalizar relatos.

Thomas Hardy

Nacido en Dorset, al suroeste de Inglaterra, Thomas Hardy (1840-1928) ambientó la mayor parte de su obra en las tierras inclementes de su infancia, de donde provienen estos relatos góticos de tono escabroso, con acontecimientos sorprendentes y rápidos giros argumentales, inspirados en baladas y mitos ajenos a la modernidad industrial.

En estos siete cuentos traducidos por Javier Marías en su juventud, asoma el mundo rural a través de la picaresca en “Los tres desconocidos”, el extraño poder de una aldeana abusada y despreciada por su patrón (“El brazo marchito”), la aventura de un pastor enamorado de una contrabandista (“El predicador desconcertado”), el desencuentro funesto de un padre y un hijo comprometidos con la vida militar (“La tumba de la encrucijada”), la historia de un hombre dos veces robado en sus afectos por un violinista vagabundo (“El violinista ambulante”), las ilusiones de una mujer perturbada por la proximidad de un poeta que nunca llegará a conocer (“Una mujer soñadora”) y el drama de una muchacha de la aristocracia condenada al horror por el destino y las impiedades sociales (“Barbara de la Casa de Grebe”).

En todos los relatos, de una u otra forma se cruzan el pesimismo, que la biografía de Hardy adjudica a sus lecturas de Schopenhauer, y un fino sentido de la ironía que se burla solapadamente de las instituciones y los temperamentos conservadores, cuando no denuncia de un modo llano la brutalidad de los maridos en la institución matrimonial. El cuento de la mujer soñadora puede leerse en paralelo con la historia de Emma Bovary, así como el drama de Barbara encuentra ecos de El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, y el conjunto de los textos trasunta la inteligencia de una mentalidad progresista amordazada por las censuras de la moral victoriana. Como muchos de los relatos de Hardy fueron publicados en revistas, a menudo debió atenuar y modificar desenlaces como peaje para conseguir que los publicaran.

Hardy escribió más de doce novelas, medio centenar de relatos y varios libros de poesía que le valieron ser reconocido como uno de los grandes escritores de su época, y la admiración de T. E. Lawrence, Virginia Woolf, George Bernard Shaw, entre otros, pese a que su prosa fue más afín a la de Balzac y Dickens que a la del modernismo anglosajón.

EL BRAZO MARCHITO Y OTROS RELATOS, de Thomas Hardy. Penguin Clásicos, 2018. Barcelona, 358 págs. Distribuye Penguin Random House.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados