Artigas se convirtió en un zombie

La hora del cómic irreverente

Vuelto de las cenizas, el prócer se hace amigo de un plancha y explora cuánto
de sus ideales sobrevive en la sociedad actual.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Artigas zombie

LA INMACULADA y reverenciada figura de José Gervasio Artigas ya no lo es tanto desde hace un buen tiempo gracias al revisionismo histórico, y ahora también a una historieta. Prócer zombie trae a Artigas de regreso como un cadáver caminante, una historia que podría haber caído en el chiste cool, pero que lo evita con inteligencia.

De forma repentina las cenizas de Artigas toman la forma de un cadáver que vuelve a la vida y la única explicación es la siguiente: "Son tiempos oscuros de delincuencia, corrupción y Tinelli. Una que otra vez, el universo debe equilibrarse para contrarrestar el caos reinante". Los creadores de este argumento son los hermanos Andrés y Leonardo Silva, más conocidos como Los Silva Bros. Tienen 30 y 36 años, con formaciones como diseñador e ilustrador el primero, y animador el segundo.

El perfil profesional de los dos parece tener algo que ver con las elecciones, conscientes o inconscientes, que tomaron para abordar su historia. Primero, el zombie de Artigas intenta comprender qué pasa en Uruguay y cuál fue el destino de algunos de los ideales por los que peleó. Encuentra como primer compañero de ruta a un plancha llamado Escoria, quien no solo aprende de él sino que le enseña. Las andanzas de este Artigas transcurren en las calles y casi no trascienden a otros ambientes. Historiadores, académicos, políticos y militares, los grupos que potencialmente podrían ofenderse con este tratamiento irreverente de la figura histórica, no aparecen ni por asomo.

A su manera el libro cuestiona la historia oficial y se toma el atrevimiento de retirar a Artigas de los ámbitos académicos o políticos para llevarlo a sus antípodas. Es más, el prócer de los Silva Bros. construye su lugar entre planchas, prostitutas y un boliche nocturno, y desconoce la imagen oficial con que se eligió retratarlo y mitificarlo desde los tiempos de Juan Manuel Blanes.

La historieta viene cargada de poderes al estilo de los videojuegos como Street Fighter o Mortal Kombat. No otorga esos poderes para que el libro sea más simpático ante los niños, con lo que evita otro lugar común, ya que apuntar al público infantil podría haber sido una opción comercial posible. El libro está repleto de sorpresas y ocurrencias como por ejemplo que Artigas no es el único zombie, también aparecen aliados y némesis como Ansina, Lavalleja, los Treinta y Dos Orientales, Pancho Ramírez y Fructuoso Rivera. Todos tienen su cuota en una historia narrada a través de diecisiete episodios breves, que dejan con ganas de leer una futura secuela. Ya que la producción cinematográfica es demasiado cara como para permitir que la historia nacional sea vista con esta diversidad de enfoques, bienvenida sea la historieta y sus propios recursos.

PRÓCER ZOMBIE, de Silva Bros. Coedición de SBros, Estuario y Belerofonte, 2016. Montevideo, 72 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)