Novela de Claire Kendal

Historia de una obsesión

Inspirada en historias clásicas, Sé donde estás(Anagrama) es la cuarta novela de esta escritora norteamericana radicada en Inglaterra donde no falta el acoso sexual, el amor mal correspondido, y la tragedia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Claire Kendall

Entre 1747 y 1748 el inglés Samuel Richardson (1689-1761) escribió el voluminoso melodrama Clarissa, la historia de una joven dama, en el que contaba la historia de una mujer que, huyendo de un hombre con el que su adinerada familia pretendía casarla, terminaba en manos de un dudoso personaje que la empujaría hacia la muerte. La obra tuvo un éxito fenomenal en toda Europa, y ya para el año 1794 había sido traducida al español.

Inspirada en esa trágica heroína y también en el cuento “Barba Azul” de Perrault, Claire Kendal, nacida en California pero residente en Inglaterra, escribió su cuarta novela, la primera en ser publicada, un thriller titulado The book of you y traducido curiosamente al castellano como Sé dónde estás. La Clarissa de Kendal es una hermosa mujer cercana a los cuarenta, recién separada de su pareja, empleada administrativa en la Universidad de Bath, localidad cercana a Londres, donde también trabaja Rafe Solmes, un profesor de literatura especializado en cuentos de hadas. Una noche Clarissa concurre a la presentación de un libro de Solmes, toma demasiado vino, lo invita a su casa y termina desencadenando una desenfrenada obsesión. A partir de ese aciago encuentro del que ella no recuerda lo ocurrido -solo sabe que a la mañana siguiente tenía magulladuras en las extremidades y en el vientre-, el hombre comienza a acosarla a diario buscando repetir el encuentro, enviándole regalos y cartas, e incluso fotos que él mismo se encargó de tomarle cuando ella estaba inconsciente y desnuda sobre su cama.

Simultáneamente, Clarissa ha sido designada para formar parte de un jurado en el juicio que se le sigue a un grupo de narcotraficantes menores, denunciados por haber violado y golpeado a una prostituta adicta. Entre los integrantes de ese jurado se halla un joven y apuesto bombero, Robert, del que poco a poco Clarissa se va enamorando en tanto trata de evadir los avances irrefrenables de Solmes. Kendal utiliza un buen recurso para el desarrollo de las dos historias: mientras los detalles y los progresos del juicio están contados por un narrador neutro, en tercera persona, las vicisitudes del acoso son narradas en primera persona por la propia Clarissa a través de un diario privado, que además está dirigido al propio Solmes en calidad de narratario.

Las páginas fluyen con rapidez e interesan al lector, que se deja atrapar por un suspenso bien administrado, sin otras estridencias que los propios incidentes -cada vez más obsesivos, cada vez más peligrosos- a los que la protagonista se ve expuesta y condenada, mientras intenta elaborar una estrategia que le permita acusar ante la policía al perseverante profesor. Pero poco antes del final estalla una escena copiada de mil películas, desde la brillante Cabo de miedo hasta la detestable Atracción fatal, que un escritor con más habilidad hubiera eludido con indiscutible elegancia.

De todos modos, esa caída en lo tantas veces visto acaso tenga la responsabilidad de que el libro se haya publicado en más de veinte países, con gran suceso de ventas, y también de hacerle más liviano el trabajo al guionista cinematográfico que -seguramente- ya debe estar adaptando la novela.

SÉ DÓNDE ESTÁS, de Claire Kendal. Anagrama, 2015. Barcelona, 366 págs. Distribuye Gussi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados