Los últimos días de William Saroyan

El hijo, el amor y el odio

Diario sobre el duelo que hizo el escritor Aram Saroyan, hijo del gran escritor norteamericano, tras el fallecimiento de su padre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
William Saroyan

LA VIRTUD del talento no es un reflejo de la vida privada, el arte nace de la voluntad de superar limitaciones personales y puede que no sea otro el resquicio que ha sumado al género biográfico, crónicas y testimonios de familiares de artistas famosos con una aproximación escabrosa a su intimidad. Pablo Picasso, Salinger, John Cheever, son algunos de los creadores que preceden al comparecimiento de William Saroyan frente a las palabras de su hijo Aram, en este relato destinado a revelar las aristas más ásperas de su vida familiar.

Es el diario de un duelo iniciado el día en que Aram, también escritor, recibe la noticia de que su padre padece un cáncer terminal. No se han visto en los últimos cinco años, tampoco su hermana Lucy ha tenido contacto con el padre, y tienen muchas cuentas pendientes que saldar. De origen armenio, nacido en Fresno, Estados Unidos, en 1908, William Saroyan basó gran parte de la obra que le dio celebridad (La comedia humana, Mi nombre es Aram, El momento de tu vida, entre otros títulos) en el retrato de los inm igrantes armenios acosados por la pobreza, con una fina percepción de los destinos familiares y una prosa dotada de excelentes recursos para dar cuenta de la compleja vitalidad de sus personajes.

Después de ganar el Premio Pulitzer con la obra de teatro El momento de tu vida, y de rechazarlo por considerar que el comercio y la riqueza no deben patrocinar las artes, en 1943 se casó con una muchacha mucho menor, que le dio dos hijos, y de la que se divorció dos veces. Años más tarde ella se casó con el actor de Hollywood Walter Matthau, y Saroyan la repudió de por vida, manteniendo una relación esporádica con sus hijos, tensa, agresiva, a menudo atravesada por el resentimiento, a juzgar por el retrato de Aram, que narra su odisea a la hora de despedirse del padre en 1981, y solo en los últimos días halló la oportunidad de una breve conciliación.

La admiración y el odio se alternan en estas páginas que recorren la vida de ambos junto a muchas especulaciones psicológicas que intentan esclarecer las frustraciones, los atributos y las agresiones del padre. Los conflictos son abordados desde la posición de un hijo resuelto a ser indiscreto y sincero, en la sinuosa medida en que la sinceridad vela sus engaños, de modo que el lector, como voyeur en un drama inconcluso, puede hacerse una idea parcial de la vida de Saroyan, minada de acusaciones filiales.

Pese a los esfuerzos de Aram, los motivos del rechazo del padre emergen del relato más arbitrarios que claros, acaso porque los conflictos son más transparentes en la ficción que en la realidad, y se diría que la ficción existe para compensarlo.

ÚLTIMOS RITOS, de Aram Saroyan, Blatt & Ríos, 2015. Buenos Aires. 224 págs. Distribuye Escaramuza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)