Mapa de las lenguas de Alfaguara

Francisco Ángeles le dice adiós a la revolución

Llega la cuarta novela del peruano Francisco Ángeles sobre una norteamericana que desaparece en Chiapas, atraída por la revolución del Comandante Marcos. 

Francisco Ángeles
Francisco Ángeles

Hace cinco años comenzaba el proyecto “Mapa de las lenguas”, por el que Alfaguara y Literatura Random House se unían para publicar por año a doce autores seleccionados entre veintiún países de lengua hispana, con un criterio de calidad. Por mencionar algunos nombres: la colombiana Pilar Quintana con La perra, el boliviano Rodrigo Hasbún con Los años invisibles o el uruguayo Juan Andrés Ferreira con Mil de fiebre. Otro elegido fue Francisco Ángeles (Lima, 1977) con esta, su cuarta novela, Adiós a la revolución. Ángeles es un escritor peruano radicado hace diez años en Filadelfia, dato que lo integra a la larga lista de escritores de origen latino que viven y publican en el país del norte (Óscar Hijuelos, Cristina García, Junot Díaz, Julia Álvarez, Sandra Cisneros y tantos más), casi siempre recogiendo la experiencia de ser migrante y la integración compleja de culturas.

Adiós a la revolución narra en primera persona la historia de Emilio, un profesor universitario peruano radicado en Filadelfia, casado pero abierto a aventuras con jóvenes alumnas, lindas y millonarias. Su historia con una de ellas, Sophia, se extiende más de lo habitual, hasta que rompen y la chica desaparece en Chiapas, atraída por la revolución zapatista del Subcomandante Marcos. Con su matrimonio ya quebrado, el profesor sale a buscarla y ese es el nudo de la novela, que va alternando la historia de amor en Filadelfia, la búsqueda por sórdidos enclaves mexicanos, y las reflexiones de Emilio a propósito de un libro que escribe sobre la Marea Rosada (denominación que engloba a los gobiernos de izquierda de Chávez, Mujica, Morales, Correa) o el “fracasado socialismo latinoamericano del siglo XXI”.

La novela, bien estructurada, con suspenso y picos de tensión, tiene un punto fuerte en el personaje principal, Emilio: un macho alfa pagado de sí mismo pero sin credenciales, alimentado a base de antidepresivos e intelectual desencantado de sí mismo y del sistema; y otro en la de su contracara: Licho Best, un enano buscador de dinero y oportunidades. Y tiene dos puntos bastante débiles: enganchar primero y luego dejar de lado la historia atractiva del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y caer en clisés insalvables en los episodios romántico/sexuales. Así, el resultado se desinfla y no logra ser ni una gran novela sobre los renovados avatares revolucionarios latinoamericanos ni un relato aceptable sobre el amor y sus laberintos.

ADIÓS A LA REVOLUCIÓN, de Francisco Ángeles. Literatura Random House, 2020. Bs. As., 363 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados