Reedición de novela de Horace McCoy

Cuerpos agotados, vidas rotas

En torno a un personaje femenino de conciencia lúcida

Baile de ilusiones: Michael Sarrazin y Jane Fonda.
Baile de ilusiones: Michael Sarrazin y Jane Fonda.

El escritor estadounidense Horace McCoy (1897-1955) posiblemente hubiera pasado al olvido de no haber escrito ¿Acaso no matan a los caballos? (They Shoot Horses, Don’t They?) una novela que deslumbra por lo espeso que corre debajo de una trama ingeniosa a la vez que simple. Cuando la publicó en 1935 McCoy aún no tenía cuarenta años pero ya había vivido experiencias intensas como piloto de combate en la Primera Guerra Mundial con algunas misiones heroicas, había sido periodista deportivo en la época de la Gran Depresión y tentado suerte como actor en Los Ángeles. No la tuvo, y de eso en parte es que trata esta novela, de cómo naufragan los sueños por más que sus protagonistas se empeñen en seguir buscándolos a precios exorbitantes.

Gloria es una chica de Texas, Robert viene de Arkansas, y ambos son desahuciados emocionales —ella depresiva, él todavía luchador pero carente de personalidad— que se cruzan en Los Ángeles por azar o destino y terminan inscribiéndose como pareja en un concurso de baile organizado en una pista a pasos del mar. Las parejas compiten por dinero, por demostrar algo y por la posibilidad de ser “descubiertos” por algún cazador de talentos de Hollywood. El desafío es bailar sin tregua durante cientos de horas (con descansos de breves minutos para comer, dormir, ir al baño) hasta caer exhaustos o triunfar. La tragedia solo se percibe de verdad en el reconocimiento, la anagnórisis de los griegos, y en esta novela esa conciencia lúcida la tiene el personaje femenino, que claudica de un modo total porque advierte ya de entrada la maquinaria manipuladora, no solo de los organizadores, de los participantes y del público hambriento que los aplaude, sino del mundo en general. La renuncia de Gloria, ayudada por Robert de un modo que la novela explicita ya en la primera página, es ejemplar aunque inútil.

McCoy describe con fluidez los diálogos de los personajes, la adrenalina que los mueve, su capacidad para la exhibición masoquista, y con rigor el devenir de los hechos cuando se salen de cauce y muestran la patética, triste cara del show. En 1969 Sydney Pollack filmó una adaptación de esta novela, con bastante fidelidad a la esencia aunque un tanto hiperrealista, que en algunos lados se exhibió como Baile de ilusiones y en otros como Danzad, danzad malditos. Jane Fonda y Michael Sarrazin dieron vida a Gloria y Robert, los perdedores de turno, emblemas de individuos y sociedades enfermas que corren y corren sin saber bien hacia dónde ni por qué.

¿ACASO NO MATAN A LOS CABALLOS?, de Horace McCoy. Ediciones de la Banda Oriental, 2018. Montevideo, 142 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados