EL RIESGO DE LAS PALABRAS ROTAS

Ante la corrupción del lenguaje

El último libro de Luis García Montero es un libro ciudadano preocupado por uno de los grandes peligros que afectan hoy a la política en el sistema democrático.

Luis García Montero. Las palabras rotas

Vivimos una época peligrosa. Ciertos grupos buscan imponer una suerte de pesimismo irracional. Para ello apelan al odio, al miedo, a las estadísticas falsas y lo peor, a los hechos falsos. Construyen situaciones que anuncian de forma inevitable un futuro nunca positivo.

Este griterío domina el espacio de debate de las democracias. Como auténticos demócratas que somos, dice Luis García Montero en Las palabras rotas (Alfaguara, 2019), hay que dar batalla.

El lector común quizá desconfíe. Piensa: García Montero quizá nos hable desde la altura con términos que no comprenderemos. Sin embargo, ya desde las primeras páginas, el poeta advierte que “la poesía es un buen sitio para buscar las palabras de la calle”. Es decir, para llevar adelante una labor ciudadana.

El libro es un manual práctico para recuperar de la basura aquellas palabras que han sido desvirtuadas. Propone una lista; cada una de ellas titula un capítulo: Verdad, Soledad, Identidad, Realidad, Bondad, Progreso, Tiempo, Política, Conciencia, Lectura, Amor. Trabaja con ellas pero no de forma directa: sabe que el lenguaje hoy es un campo minado lleno de trampas, de relatos que pueden, en cualquier desliz, arrojar las argumentaciones al foso. García Montero opera con rodeos en apariencia inexplicables, con citas que al principio no parecen tener mayor significado. Por ejemplo sobre la Soledad, que “es tan importante como la buena compañía”. No es una palabra negativa. Es necesaria para explorar la geografía de la propia conciencia, de la propia libertad ética. A su vez “la escritura es una forma de compañía solitaria”, un diálogo con uno mismo. Entonces, cuando los malintencionados dicen que la soledad es mala, tienen agenda oculta. Saben que pensar en solitario es peligroso para el poder. No puede ocurrir. Mejor que piensen en grupo, que odien entre muchos, que tengan miedo juntos, y cuanto más, mejor.

Sobre la palabra Realidad, admite de entrada que está ingresando a un terreno peligrosísimo ya que “no existen verdades esenciales”. Lo que existen son personas, sentimientos, ángulos de visión, circunstancias, experiencias y miradas que construyen algo que podríamos llamar realidad. El peligro es negar ese proceso, actuar como si no existiera. Pone como ejemplo al piloto de combate que llega a su objetivo guiado por un mapa, que aprieta un botón y lanza la bomba “como si estuviese participando de un video juego. No destruye ojos, historia, casas, manos, amores, destruye un mapa”. García Montero entiende que la única que puede salir al rescate es la poesía. Propone que ella busque “palabras con olor a tierra y sudor”, que se interne en la experiencia humana del amor y el respeto, que observe a la gente cuando va a trabajar a primera hora de la mañana. En esta era loca y peligrosa, la poesía ayuda a pensar la realidad, “las relaciones entre la intimidad, lo privado y lo público”. La poesía como acto de resistencia.

Los capítulos que cierran el libro funcionan como una suerte de autobiografía intelectual. Cuenta de sus influencias, también sugiere muchas lecturas para que el lector se sume y se convierta en otro resistente. Algo que se agradecerá, sobre todo desde estas páginas. Hemos reseñado a Mark Thompson (Sin palabras) o a William Thacker (Lingua franca), entre otros, porque creemos que nuestra convivencia está en peligro.

El libro fue publicado en España por Penguin Random House pero no llegó en formato papel a Uruguay. Sólo está disponible en ebook. Los que leen ebook son pocos, y para este libro el formato papel es el ideal, porque son páginas que piden una lectura de calidad, tranquila, reflexiva, con tiempo. Además, por cuestiones de responsabilidad social empresarial, el libro debería recibir una promoción masiva. Va a vender poco, al principio. Pero el boca a boca de los lectores, los que creen en el verdadero significado de las palabras Amor, Bondad, Conciencia o Progreso, hará lo que hace falta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)