Un intelectual y su tiempo

La coherencia de Ernst Bloch

Reedición de un texto clave de Ernst Bloch, quien fue del marxismo a la más dura crítica del comunismo.

Ernst Bloch
Ernst Bloch

El pensador marxista judío - alemán Ernst Bloch (1885 – 1977) demostró en su vida una coherencia a prueba de balas. Exiliado en los EE.UU. para huir de los nazis, tras la Segunda Guerra Mundial se instala como catedrático en la Universidad de Leipzig en la República Democrática Alemana, pero por su rechazo a la intervención soviética para aplastar el alzamiento húngaro de 1956, lo fuerzan a jubilarse al año siguiente. En 1961, ya erigido el Muro de Berlín, no regresará a la RDA tras un viaje a Occidente. Instalado en la República Federal Alemana criticará, con la misma dureza que antes el autoritarismo del “socialismo real”, el abandono del marxismo y la perspectiva socialista por parte del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD).

Las conferencias recogidas en ¿Despedida de la utopía? fueron dictadas en las décadas de los ’60 y ’70. Tienen, para el lector no especializado, la aridez del vocabulario técnico y las referencias a filósofos y escritores alemanes, así como a distintos momentos históricos que le requerirán hacer relecturas y recurrir a fuentes de consulta. Sin embargo, la lectura será de provecho.
Para empezar porque ayuda a deslindar el concepto banal de utopía (el ensueño absurdo, la fantasía de una súbita riqueza o fama) de otro más constructivo en términos políticos: el de utopía concreta. No deberá confundírsela con una mera mejora gradual de lo injusto, para hacerlo menos brutal, sino con una tendencia hacia la justicia, que afirma la posibilidad de lo que todavía no ha sido, reconoce antecedentes en el pasado cultural e histórico —ese es el sentido, apunta Bloch, de que algunos revolucionarios alemanes de 1918-19 se llamasen “espartaquistas", en homenaje a Espartaco, líder de una revuelta de esclavos contra Roma— y va obteniendo logros parciales que nunca se desconectan de la justicia futura a la que se aspira. Lúcido y justo, del mismo modo que critica a la socialdemocracia por enunciar a la utopía, denuncia que en el “socialismo real” la afirmación de haber alcanzado la utopía era usada para detener el proceso de avance y anestesiar posibles reclamos de las masas.

Afean el libro unas pocas erratas que no impiden captar el sentido del texto, aunque una de ellas sea muy seria, pues menciona a Hegel, muerto en 1831, dando una lección en 1918 (pág. 161).

¿DESPEDIDA DE LA UTOPÍA?, de Ernst Bloch. Antonio Machado Libros, 2017. Madrid, 173 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)