Crónicas de Alberto Salcedo Ramos

El arte de caminar

Contar historias de a pie. Por ejemplo la de Darío Silva, el jugador de fútbol que perdió una pierna y recuperó la vida.

Sobre Darío Silva y su pierna, entre otras historias
Darío Silva protagoniza una de las crónicas de Salcedo Ramos

El lema del colombiano Alberto Salcedo Ramos (Barranquilla, 1963) no es medir a los cronistas por “el valor de sus metáforas, sino por la cantidad de polvo que tienen en la suela de sus zapatos”. En varias entrevistas ha declarado también que los primeros libros que leyó fueron “los diálogos de los campesinos y jornaleros, las conversaciones de las comadres, los cuentos de miedo mientras mirábamos arder la leña de los fogones. Yo oía”. Y en ese mismo sentido asegura que “la oralidad del Caribe colombiano es muy rica y colorida, y siempre está salpicada de anécdotas y ocurrencias”, algunas de las cuales él se propuso narrar haciendo periodismo, o informar de ellas utilizando las estrategias de la ficción: tanta verdad como verosimilitud, más suspenso que revelación, las luces y las sombras de una cotidianeidad en la que se conjugan idiosincrasias, lenguaje, tradición y costumbres.

Estas técnicas, a cuyo ejercicio la crítica atribuye el origen del Nuevo Periodismo en la década de los 60, sobre todo tras la publicación del libro de Truman Capote A sangre fría, han arraigado con fuerza en nuestro continente. No es difícil encontrar coincidencias con el desarrollo de la historia de las mentalidades y su posterior deriva hacia la historia cultural y de la vida privada, pero toda cronología es una simplificación y el buen rastreador podría llegar incluso hasta Heródoto y sus Historias, tan celebradas por el polaco Ryszard Kapuściński, figura icónica del periodismo del siglo XX. Rodolfo Walsh, Norman Mailer, Tom Wolfe, Tomás Eloy Martínez, Gay Talese, Gabriel García Márquez y Leila Guerriero, son algunos de los nombres que alimentan esta vertiente, en la que Salcedo Ramos ha venido tomando particular relevancia.

Sus trabajos han sido distinguidos reiteradamente (Premio Internacional de Periodismo Rey de España, Premio Ortega y Gasset de Periodismo, dos veces Premio a la Excelencia de la Sociedad Interamericana de Prensa). Reportajes y artículos de su autoría se han venido recogiendo en diversos libros, entre ellos De un hombre obligado a levantarse con el pie derecho y otras crónicas (1999), El Oro y la Oscuridad. La vida gloriosa y trágica de Kid Pambelé (2005) y Botellas de náufrago (2015). La colección Lectores de Banda Oriental nos acerca ahora una nueva antología titulada El último gol de Darío Silva y otras crónicas, en la que se recogen algunos de los textos más conocidos de Salcedo Ramos y la crónica que da cuenta del accidente que sufrió el futbolista compatriota y de cómo llegó a superarlo.

Anclados en la Colombia profunda, los personajes de estos relatos reflejan mundo y cultura populares, la ambición de trascendencia tras la que algunos de ellos ocuparon sus vidas, las anécdotas trágicas o dulces o cómicas de un puñado de agonistas que son el vivo reflejo de una sociedad. Por aquí transitan las historias de Guillermo Velásquez, el único juez de fútbol que expulsó a Pelé; la de Chivolito (“El bufón de los velorios”), un hombre dedicado a contar chistes en tanto familiares y amigos despiden a uno de sus seres queridos; la de los hermanos Edinson y José Atilano Márquez (“Enemigos de sangre”), el primero en las FARC y el segundo con los paramilitares; la de un niño (“La travesía de Wikdi”) que todos los días camina cinco kilómetros para llegar a su escuela; la de Aracataca (“Macondo en el alma”), lugar de nacimiento de Gabriel García Márquez al que hoy arriban turistas del mundo entero en busca de los personajes de Cien años de soledad; la de Emiliano Zuleta Baquero (“El testamento del viejo Mile”), autor del himno vallenato “La gota fría”, quien a sus noventa años recuerda cada una de las mujeres que cayeron atrapadas bajo sus encantos.

La escritura del reportaje que titula el libro, El último gol de Darío Silva. Historia de un goleador que perdió su pierna derecha llevó a Salcedo Ramos a Treinta y Tres, donde hoy reside el ex integrante de la selección uruguaya, quien sufriera la amputación de una pierna tras un accidente de auto en setiembre de 2006. Silva repasa su constante indisciplina en las concentraciones, sus infidelidades, su infancia en el campo y su vida actual como productor agropecuario.

Lenguaje y estilo van de la mano en estas crónicas, su sencillez es su rasgo más distintivo y también el más eficaz. Una forma de hacer periodismo casi imposible en un país como el Uruguay, donde todo es urgente y pocas cosas son importantes.

EL ULTIMO GOL DE DARÍO SILVA Y OTRAS CRÓNICAS, de Alberto Salcedo Ramos, Colección Lectores de Banda Oriental, 2017. Montevideo, 171 páginas. Distribuye Gussi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)