Publicidad

¿Cuánto sabes del magnesio y sus beneficios? Conocé más sobre este nutriente esencial para la salud

Este elemento contribuye, entre otras cosas, con la activación de enzimas para crear energía celular, puede ser efectivo en caso de fatiga y debilidad.

Compartir esta noticia
cloruro de magnesio

Stephie Bacque
El magnesio es un nutriente esencial para el organismoque contribuye de muchas maneras. Ayuda en la activación de enzimas para crear energía celular, puede ser efectivo en caso de fatiga y debilidad, aumenta la producción de colágeno, puede aliviar migrañas, ayuda a regular el azúcar en sangre, regula el tránsito intestinal, previene calambres y disminuye los dolores de espalda, por ejemplo. Además, mejora la absorción de otros minerales, contribuye con la digestión y neutraliza los ácidos del estómago, reduciendo los síntomas de acidez.

Para obtener estos beneficios, es clave regular tu dieta para que los alimentos sean tu medicina. Siempre es mejor alcanzar las recomendaciones nutricionales a través del consumo de alimentos ricos en magnesio, como las hortalizas de hojas verdes, legumbres, nueces, semillas, cereales integrales. En caso de ser necesario, puede consumirse magnesio en distintas formas como cápsulas, pastillas o en polvo.

El consumo insuficiente de magnesio puede resultar en una deficiencia con el tiempo. El cuerpo nos habla, algunas de las señales que muestran falta de magnesio son: fatiga, cansancio, insomnio, dolor de cabeza o migrañas, dolores musculares y/o calambres, problemas intestinales como estreñimiento, presión arterial alta/baja, ansiedad y resistencia a la insulina (esto podría deberse a otros factores además de la falta de magnesio).

A pesar de su importancia, muchas personas no consumen suficiente magnesio. A medida que se consumen más alimentos procesados, que normalmente carecen de nutrientes importantes como el magnesio, es vuelve más difícil consumir el magnesio adecuado. También es probable que las plantas no absorban suficiente magnesio porque el suelo en el que crecen ya no contiene los elementos necesarios.

Si bien se recomienda obtener el magnesio adecuado a través de una dieta saludable, puede ser difícil cumplir con los requisitos. En tales casos, tomar un suplemento de magnesio puede ayudar a llenar los vacíos y garantizar una ingesta adecuada.

El mercado ofrece distintos suplementos de magnesio y esto puede ser un desafío.

A continuación, detallo los diferentes tipos de suplementos de magnesio y sus beneficios para considerar cuál puede ser el que mejor se adapte a tus necesidades, pero siempre consultando con su médico de cabecera.

Óxido de magnesio. Generalmente se usa para problemas digestivos. Suele ser menos costoso en comparación con otras formas de magnesio pero el cuerpo no lo absorbe tan bien como otras formas. Ayuda a aliviar la indigestión, la acidez estomacal y el estreñimiento. Como efectos secundarios, pueden presentarse calambres o diarrea.

Sulfato de magnesio. Está disponible como suplemento oral y en forma de polvo, comúnmente conocido como sal de epsom. También se administra por vía intravenosa en entornos clínicos. Se usa para afecciones como estreñimiento, niveles bajos de magnesio en la sangre y preeclampsia (presión arterial alta en mujeres embarazadas). Como solución de remojo, puede tratar cortes y moretones menores. Tomado por vía oral, los efectos secundarios pueden incluir dolor de estómago, distensión abdominal, náuseas o dolor de cabeza. Como solución de remojo, los efectos secundarios pueden incluir enrojecimiento o irritación.

Citrato de magnesio. Es otro suplemento popular, en este caso el cuerpo lo absorbe bien. En forma líquida es particularmente útil si tiene problemas para absorber magnesio. En general, los tipos líquidos de magnesio pueden absorberse mejor que en otras presentaciones. También se usa para aliviar el estreñimiento.

Hidróxido de magnesio. Este se agrega a algunos productos para el cuidado de la piel como agente antiinflamatorio y antimicrobiano. Se usa para aliviar el estreñimiento y la indigestión.

Gluconato de magnesio. Se utiliza para la deficiencia de magnesio, ya que es menos probable que cause diarrea y es uno de los tipos de magnesio que mejor se absorbe.

Se emplea para complementar una dieta que puede ser deficiente en magnesio, también es utilizado para tratar niveles bajos de magnesio en la sangre que pueden ser causados por condiciones médicas, tales como trastornos gastrointestinales y enfermedades renales.

L-treonato de magnesio. Puede aliviar el insomnio, la tensión muscular y la ansiedad. Sin embargo, se necesita más investigación para conocer sus verdaderos efectos y seguridad.

Cloruro de magnesio. Esta forma de magnesio a menudo se usa tópicamente, en forma de lociones o aceites, para apoyar la salud de los músculos y las articulaciones.

Los suplementos orales pueden tener efectos secundarios que incluyen diarrea, malestar estomacal y náuseas, por esto es muy importante consultar con un profesional antes de consumir alguno. Recomiendo siempre que visites a tu médico y te realices los chequeos correspondientes para evaluar tus necesidades respetando la bio-individualidad ya que, por lo general, la cantidad de magnesio diaria requerida, dependerá de distintas variables para cada persona.

CONOCÉ A NUESTRA COLUMNISTA:

Stephie Bacque

Stephie Bacque

Es uruguaya, pero reparte su tiempo entre Montevideo y Buenos Aires y cambió radicalmente su vida convirtiéndose en health coach.

Su experiencia de vida, puede seguirse a través de la cuenta de Instagram.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

vida sananutrición

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad