Vinculan recargo en bebidas azucaradas con bajada en las ventas en el Reino Unido

La introducción de un recargo del 10 peniques en las bebidas azucaradas en la cadena de restaurantes "Jamie's Italian" en el Reino Unido se ha vinculado con una caída de entre un 9 y un 12 % en las ventas de esos refrescos, según British Medical Journal (BMJ).

Diez peniques en las bebidas azucaradas aumentaron las bebidas. Foto: Pixabay
Diez peniques en las bebidas azucaradas aumentaron las bebidas. Foto: Pixabay

Un estudio divulgado por la revista Journal of Epidemiology & Community Health -una de las publicaciones que conforman el BMJ- revela que la iniciativa, que equivale a un incremento en el precio de un 3,5 %, fue combinada por la citada cadena de comida italiana con otras actividades, como un nuevo diseño de los menús.

La investigación, realizada por un equipo de expertos del departamento de Investigación de Salud Social y Medioambiental de la Facultad de Londres de Higiene y Medicina Tropical, registró el mayor impacto a corto y medio plazo en aquellos locales en los que se habían registrado las mayores ventas de bebidas azucaradas.

Los científicos analizaron los efectos de la estrategia de precios introducida en septiembre de 2015 en la cadena británica del chef Jamie Oliver, en la que se añadió el recargo de 10 peniques a todas las bebidas no alcohólicas en 37 de sus locales.

Entre otras medidas, se modificaron los menús, separando las bebidas, distinguiendo entre las que contenían azúcar y el resto.

En las bebidas azucaradas se explicó el motivo del recargo y que el dinero extra se destinaría al Fondo de Salud Infantil, que financia iniciativas para mejorar la salud de los niños.

Al mismo tiempo, Jamie Oliver realizó un documental televisivo sobre los efectos negativos de una dieta alta en azúcares en la salud infantil.

Observaron que en los 12 meses anteriores a la introducción del recargo fiscal se vendieron más de 2 millones de bebidas no alcohólicas, de las que un 38 % contenían azúcar.

Los expertos analizaron el impacto de esa tasa a corto plazo (tras 12 semanas) y en el medio plazo (después de 6 meses) y detectaron que 12 semanas después de su introducción las ventas de bebidas con azúcar por cliente cayeron un 11 % y que, tras 6 meses, eran un 9,3 % más bajas.

Las ventas cayeron de manera más acusada en los restaurantes con un nivel de comercialización de bebidas azucaradas preexistentes más elevado; un 13 % en aquellos con el mayor índice de ventas tras seis meses, y en casi un 16,5 % en aquellos con un nivel medio de ventas.

Los expertos subrayaron que ese tipo de medidas aplicadas al sector comercial de los restaurantes "podrían tener un impacto significativo en la salud de la población", si bien concluyeron que aún es necesario hacer más estudios para determinar si ese enfoque es sostenible y transferible. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)