VEA LA FOTOGALERÍA

Viento en popa a toda vela

Las tripulaciones compuestas por uruguayos se impusieron en cuatro de cinco categorías.

Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO
Regata Circuito Atlántico Sur. FOTO: MATÍAS CAPIZZANO

En la eterna batalla que libran el mar y el tiempo, la celeste se destaca. Tripulaciones uruguayas se subieron a lo alto del podio en cuatro de las cinco categorías que compitieron en las pruebas del Circuito Atlántico Sur, la edición 2016 de la Rolex Cup, que se inició en Buenos Aires y llegó ayer a su fin en Punta del Este.

"Este es un gran día para la vela uruguaya, un deporte que desde hace tres décadas no para de crecer", afirmó eufórico a El País el comodoro del Yacht Club Uruguayo, Gustavo Coll.

La prueba internacional comenzó el viernes 15 con la salida de 46 embarcaciones desde el puerto de Olivos, que cruzaron el Río de la Plata para arribar al puerto de Punta del Este tras navegar toda la noche.

En el balneario esteño se sumó otra veintena de embarcaciones a la competencia para participar en las regatas en la bahía de Maldonado, en La Barra y en la vuelta a la isla Gorriti, que ayer puso fin a la serie de competencias.

En las tres categorías principales —Fórmula ORC Internacional, la ORC Club y la Fórmula IRC— hubo equipos y competidores que representaron a Argentina, Brasil, Gran Bretaña y Uruguay.

En la clasificación final, el San Gregorio, del argentino Simón Simsiroglu, se impuso en la Fórmula ORC Internacional, por segundo año consecutivo; el Audi, del uruguayo Ricardo Fabini, también logró por segunda vez la victoria en la ORC Club, y el Zenit Manos, de Esteban Ávila y Aparicio Polvarini, ganó la IRC.

A los tres se sumaron el Chapulín, de los uruguayos Diego García, y el Morocha, de Miguel Fraschini, que el día antes se consagraron en las Clases J/70 y Match 30, respectivamente. Estos participaron en las regatas que se cumplieron en Punta del Este, pero no en la travesía desde Buenos Aires.

El campeonato náutico entre Buenos Aires y Punta del Este se realiza desde hace 20 años y tiene un nutrido historial que se ha vuelto una tradición del verano.

Ricardo Fabini alcanzó por octava vez el título, en la Fórmula ORC, una en las que compiten los barcos más grandes.

Con la tripulación que comandó en el Audi consiguió cinco primeros puestos, un segundo y un sexto en las diferentes regatas corridas, para sacar una buena ventaja sobre sus dos escoltas argentinos: el Matrero, de Toribio de Achával, que finalizó segundo, y por sobre el Llanero 2, de David Said, que fue tercero en la general.

En la Fórmula ORC Internacional, el Cristabella, de Martín Meerhoff, escoltó al argentino San Gregorio. En tercer lugar quedó el argentino Columbia-Mad Max, de Julián Somodi.

Fabini, uno de los competidores más laureados en la historia de la vela uruguaya, lleva un total de ocho triunfos desde que se corre este tradicional campeonato del continente.

Seis de esas copas las ganó con el barco Audi Memo Memulini. Se trata de una embarcación valuada en US$ 250.000 y que requiere de una preparación previa a cada competencia que insume US$ 10.000.

La primera vez que disputó una travesía del Circuito Atlántico Sur fue en 1986. Antes de recibir la copa, anoche en el Hotel Mantra Resort, Spa & Casino, dijo a El País que está seguro que el deporte náutico se seguirá desarrollando en Uruguay. “Punta del Este es un lugar paradisíaco para navegar, es raro que la vela no crezca en los lugares lindos, por eso este deporte crece todos los años. Hay uruguayos compitiendo en todas las categorías”, dijo Fabini.

El barco rojo de Fabini volverá a la competencia el próximo domingo con la regata Royal & SunAlliance.

Después vendrá su participación en la Semana de la Vela, en julio, y en el campeonato argentino en el mes de octubre.

“La actividad de los barcos grandes es muy limitada en nuestro país y el costo de la logística para moverlos de un lado para otro es muy importante. En mayo terminamos el contrato con Audi y ya estamos pensando en buscar otro auspiciante para el año que viene”, afirmó el navegante.

Fabini y Coll destacaron que en estos días hay grupo de deportistas náuticos uruguayos en Miami, Estados Unidos, buscando un lugar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. La expectativa está puesta en los deportistas más jóvenes.

RECORD. Las regatas corridas en Punta del Este, entre el pasado domingo y ayer, contaron con “un clima excelente y bueno vientos”, comentó a El País Claudio Cambria, gerente del Yacht Club Argentino, una de las instituciones organizadoras del Circuito, junto con el Yacht Club Olivos, el Yacht Club Uruguayo y el Yacht Club Punta del Este. Entre lo más destacado, cabe reseñar el récord que batió el Camiranga, de Brasil, con Samuel Albretch al timón.

El imponente Soto 65 de Albretch estableció una nueva marca para la regata de La Barra, cuarta de las seis pruebas del circuito, empleando 2 horas 23 minutos y 44 segundos para cubrir una distancia de 28 millas náuticas (unos 52 kilómetros). El recorrido, que partió de la escollera del puerto de Punta del Este, prosiguió por La Mansa, la Isla de Lobos, la Brava hacia la playa de Los Dedos, regresando a Lobos y luego hacia La Barra.

Cerca de 500 regatistas participaron en la competencia, en barcos que llevan diferentes tripulaciones -desde un mínimo de cuatro hasta un máximo de 16- y que miden entre 27 y 60 pies de eslora (entre 8 y 18 metros de largo).

Semana de regatas en el Este

La vela mayor, el foque y el colorido spinnaker fueron protagonistas de una semana de regatas en Punta del Este, donde tripulaciones de Uruguay, Argentina y Brasil lucharon a brazo partido contra las olas rizadas, el viento encabritado y el rebelde velamen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)