Dos uruguayos integran un grupo que busca “revolucionar” la industria

Videojuegos ahora también te hablan

Arriba, abajo, derecha, izquierda. Estas son las decisiones que toman millones de usuarios en la mayoría de los videojuegos del mundo. Hasta ahora, los desarrolladores han creado títulos que retan su "razonamiento espacial". Es decir, llegar al arco para hacer un gol (FIFA 15) o cumplir una serie de misiones a lo largo y ancho de una ciudad (Grand Theft V).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Todo lo que sea revolucionar una industria, no simpatiza mucho".

Un grupo de siete expertos de la industria planea revolucionar este paradigma. Y, en este intento, hay dos uruguayos: Álvaro González y Laia Eguren. El objetivo de estos desarrolladores es retar al usuario desde su "razonamiento social". Para lograrlo, se proponen que se pueda interactuar con los personajes de manera "libre y fluida".

La idea es que se le pueda decir a los personajes lo que se desee. "Y que el resultado de esas interacciones sean situaciones significativas, dramáticas, y que tengan algún sentido; que no sean meramente una respuesta de una inteligencia artificial", agregó González.

En definitiva, buscan que en un futuro se pueda hacer, por ejemplo, una telenovela brasileña en versión videojuego. "O hacer Friends", comentó González a El País.

El proyecto.

Esta propuesta es liderada por Chris Crawford, un estadounidense que lleva más de 20 años estudiando la industria. Trabajó en Atari, una de las empresas con más trayectoria de la industria. Además, es el fundador de la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos, una de las más importantes del mundo.

Para bajar a tierra la iniciativa crearon un juego llamado Siboot, en el que el objetivo del personaje es ser el líder espiritual para la civilización del planeta "Lamina". Para ello, el usuario debe superar una serie de obs- táculos. Uno de ellos es adivinar lo que los oponentes van a hacer. Según describe el comunicado del propio videojuego "requiere que aplique intuición social".

En Siboot cada personaje tiene su personalidad, sus rostros transmiten emociones, y existe un nuevo "motor narrativo", en el que el usuario, mediante su voz, debe superar amenazas y mentiras. González, quien es el director de Arte de este emprendimiento, dijo que la idea nació de Crawford. Este referente en la industria de videojuegos viene trabajando en desarrollarla desde hace más de 20 años.

Hace más de un año lo conoció y pensaron en crear Siboot como demostración de la tecnología. Allí invitó a participar a Laia Eguren, quien es la directora de Audio de la iniciativa. El resto del equipos es de Estados Unidos, Australia y Francia.

Este trabajo, que lo hacen de forma voluntaria, busca generar un nuevo lenguaje de programación de videojuegos para que pueda utilizarlo cualquier desarrollador en el futuro. Por ahora, el sector no es muy afín en este nicho.

"Todo lo que sea revolucionar una industria, no simpatiza mucho", expresó González. De todas formas, este grupo sigue recorriendo el camino.

Hicieron una campaña por US$ 50.000 en Internet.


En Kickstarter, un sitio web que permite el financiamiento de terceros, lograron recaudar US$ 24.454 de los 50.000 que se propusieron, con 466 donantes. Como no llegaron al objetivo, no obtuvieron nada del dinero. Ahora, abrieron otra campaña en otro sitio: Patreon. "Es más sencillo", declaró el integrante Álvaro González.

SABER MÁS

CLAVES PARA ENTENDER “SIBOOT”


Uruguayos. Director de Arte y de Audio

Álvaro González y Laia Eguren integran este emprendimiento desde hace más de un año como directores de Arte y Audio. Además, hay dos estadounidenses más, un australiano y un francés.

Social. Un nuevo concepto interactivo


El proyecto del videojuego Siboot busca que el usuario reaccione a las mentiras y amenazas que hacen los personajes y decida de manera “libre y fluida”, según afirmaron sus creadores.

Proyecto. Lo lidera un referente de la industria


Chris Crawford es el líder de este emprendimiento. Escribió libros sobre el desarrollo de videojuegos y fundó la Conferencia de Desarrolladores, una de las más importantes de la industria en todo el mundo.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)