CIENCIA

Una vida rodeada de Chimpancés

Con más de 55 años de experiencia, Jane Goodall, es la protagonista de un nuevo documental

Jane Goodall. Foto: AFP
Jane Goodall. Foto: AFP

Ya no tiene 26 años y no anda trepada por las ramas de los árboles, pero a sus 83 años, la famosa primatóloga nacida en Londres, Jane Goodall, sigue viajando por el mundo. Ahora lo hace desde otro lugar, su objetivo es llevar un mensaje sobre conservación y protección del medio ambiente.

Entrevistada en el marco de la presentación de su documental Jane, realizado por National Geographic, y que explora su vida privada y profesional, la inglesa llegó a Argentina donde se reunió con el presidente Mauricio Macri y concedió entrevistas. Goodall se mostró abierta sobre su trabajo en el pasado, la actualidad y hacia dónde va el planeta.

—¿Cuál es la incógnita sobrelos chimpancés que todavía no ha podido resolver?

—Una pregunta que realmente necesita una respuesta, y que es bastante espeluznante, es por qué a veces un macho alfa mata a una cría a pesar de que aparentemente fue engendrado por individuos de su propia comunidad. Tenemos todavía mucho que aprender. Otro tema que debe ser estudiado es la cultura dentro de cada grupo de chimpancés.

—¿A qué se refiere con cultura entre los chimpancés?

—Por ejemplo, en Senegal y Mali, con hábitats muy extremos —cálidos y secos—, los chimpancés se adaptan haciendo por la noche parte de su búsqueda de alimento, pues es más frío. En Uganda, donde normalmente comen durante el día y duermen en la noche, el hábitat de estos animales es invadido cada vez más por los humanos. Por lo tanto, los chimpancés han comenzado a saquear las cosechas para encontrar suficiente alimento. Les parece más seguro hacerlo en la oscuridad, por lo que atacan los cultivos a la luz de la Luna llena.

—¿Qué o quién es el mayor enemigo de un activista ambiental?

—El gobierno puede ser a veces el enemigo de la conservación, pero también las grandes empresas. Esto se debe a que hay un conflicto continuo entre el desarrollo y la protección del medio ambiente. Se traduce en lo siguiente: ¿protegemos el medio ambiente para las generaciones futuras o lo destruimos para obtener ganancias inmediatas ahora? Ese es el gran problema, y tiene que ver con los políticos, la corrupción y las grandes compañías.

—¿Cuál es su labor ahora?

—Paso 300 días al año viajando por el mundo hablando de los problemas que enfrentamos hoy, de la manera ridícula en que nosotros los humanos nos comportamos con nuestro intelecto bien desarrollado. Está claro que algunas personas prefieren tener ganancias ahora antes que proteger el mundo y el medio ambiente para que nuestros bisnietos puedan disfrutar de la belleza que aún vemos hoy.

—¿Cómo se puede cambiar esa tendencia a la destrucción de la naturaleza?

—Lo que podemos hacer es simplemente que se escuche nuestra voz en todo el mundo y exigir colectivamente. Por ejemplo, que se aplauda el Acuerdo de París contra el cambio climático, que tratemos de no usar combustibles fósiles, que intentemos y regulemos nuestras propias vidas para reducir el impacto en el ambiente de cada uno. Hay que hacer que nuestras voces sean tan fuertes que los políticos nos escuchen. Al elegir nuestras opciones de compra convencemos a las empresas de que si fabrican productos de una manera no ética, no los compraremos. Tenemos una responsabilidad, así como también los gobiernos y las compañías.

—¿Cuál es la pregunta que más le hacen?

—Siempre me preguntan, sobre todo ahora, cómo tengo esperanza todavía cuando he visto tanto daño al mundo natural. Mi respuesta es que el programa Jane Goodall Institute, Roots & Shoots cuenta con jóvenes de diversas edades eligiendo proyectos para mejorar el mundo que los rodea. El segundo motivo es nuestro extraordinario intelecto. Debemos adaptarlo para resolver los problemas que hemos infligido al planeta. Tercero, la capacidad de recuperación de la naturaleza. Podemos destruir un área, pero también darle tiempo o ayuda para que mejore nuevamente. Luego se encuentran las redes sociales, que permiten traer voces de todo el mundo para hablar sobre un solo tema. Y finalmente, por el espíritu humano indomable. Por las personas que abordan lo que parece imposible y no se dan por vencidas, por aquellas que superan tremendas discapacidades físicas y son inspiradoras para todos a su alrededor.

Jane, una película de Brett Morgen

La historia de Jane Goodall (Londres, 1934) es una de esas que han inspirado a miles de niñas y mujeres alrededor del mundo.

Desde su infancia amó los animales, sin embargo, al no poder costear estudios universitarios realizó un secretariado que más adelante la llevaría a Kenia a casa de un amigo de la familia. Su talento fue tan grande, que Jane se vinculó con la gente correcta que decidió abrirle las puertas en el estudio de los primates y la incorporó en una misión a la reserva de Gombe en Tanzania.

Fue en el año 1962 cuando siendo tan solo una jovencita, esta belleza inglesa comenzó sus estudios de los chimpancés, 55 años más tarde recuerda que cuando le preguntaron cuánto tiempo iba a ser asociada con los primates, ella respondió: "hasta el día que me muera".

Su trabajo la llevó a realizar una tesis doctoral sin haber obtenido un grado previo y sus observaciones fueron pioneras en la materia.

Ese fue solo el comienzo de una historia muy rica en logros y reconocimientos en todos los ámbitos. La historia de una jovencita cuyo amor por los animales y la naturaleza la llevó a labrarse una historia y convertirse en la actualidad en una de las principales activistas por el medio ambiente. Todo ello se resume en el último documental de National Geographic, realizado por Brett Morgen, que está siendo proyectado en cines estadounidenses y llegará a América Latina en marzo de 2018.

Breves

Zoo: una posición compleja

Según Infobae, Goodall sobre los zoológicos dijo: “Hay algunos con muchos recursos y que en determinados países se centran en el bienestar animal y allí el concepto de zoológico ha cambiado mucho”.

Activa: un legado muy interesante

La investigadora es la autora de más de 70 artículos, una decena de películas, la última coproducida con Disney Nature: Chimpanzee (2012) y numerosos libros, como Los chimpancés de Gombe.

ONU: reconocimiento global por su labor

Desde 2002 es mensajera de la Paz de Naciones Unidas, distinción en reconocimiento por la creación de la red global Raíces y Brotes (Roots & Shoots), un programa presente en 141 países del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)