Una foto subida a las redes sociales provocó un debate en el mundo

Vestido, color y ciencia

Todo comenzó con un pedido de ayuda lanzado el jueves de noche por una tal “Swiked” en el sitio Tumblr: “Ayuda por favor: ¿Es este vestido blanco y dorado o azul y negro? ¡Mis amigos y yo no nos ponemos de acuerdo y estamos entrando en pánico!”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La foto provocó diversas discusiones en todo el mundo.

“Esta historia del vestido no es la gran cosa hasta que tu esposa lo ve distinto a ti y todo tu mundo se cae a pedazos”, resumió un usuario en Twitter.

Todos entraron en tema. Incluso médicos y oftalmólogos se encargaron de dar una visión más científica sobre por qué algunos ven ciertos colores y el resto observa otros.

El tema tiene que ver con las distintas longitudes de onda que genera el objeto observado y que llegan al ojo a través del lente y golpean la retina, según explicó la publicación Wired y que recoge la cadena BBC. A través de diferentes conexiones cerebrales terminan elaborando la imagen final al cerebro.

Cuando el cerebro tiene dificultades para integrar las señales recibidas por ambos ojos de manera distinta (lo que ocurre con el vestido) resuelve el conflicto suprimiendo información recibida por uno de los ojos. O le otorga la luminosidad o el contraste que mejor se adapte a sus características y a su condición biológica, según comentó el médico Carlos Francisco Fernández al diario El Tiempo de Colombia.

La retinóloga y oftalmóloga uruguaya Jaqueline Elías comentó que “algunas personas filtran algunos tonos más que otros”. Pero esto no implica “un problema”. “El juego de colores y sombras hace que cada uno vea una imagen diferente”, dijo. Además, la luz del fondo en el que se retrató la foto es tan potente que se confunde con el vestido. Por tal motivo, provoca una alteración final de los colores. Así lo explicó el neurocientífico Bevil Conway al sitio Wired: “Cuando nuestro sistema visual mira a esta cosa, intenta rebajar el sesgo cromático producido por la luz del sol”.

“La percecpión del color está en relación no solamente con el color del objeto, sino con los grados de iluminación y juegos de luces y sombras de las cosas que están alrededor de ese objeto”, aseguró Elías.

Hay expertos que hablan sobre los conos y bastones, dos tipos de células que detectan la luz en nuestro ojos. Mientras los primeros son más sensibles a la luz, pero distingue formas y no colores, los segundos son sensibles al color, pero menos a la luz, destaca el diario El Mercurio de Chile.

Además, las personas tienen diferentes cantidades de bastones y conos, lo que influye directamente en los colores que ven. Así que el vestido se vea azul con negro o blanco con dorado depende de si una persona tiene más bastones o más conos. “Todo depende de la forma en la que el cerebro procese el color”, puntualiza la BBC.

Otro de los elementos que influyen en este tema es el lugar en donde las personas estén ubicadas. El contraste del monitor e incluso si alguien llega de la calle o de una habitación a oscuras influye en la observación final de la foto en cuestión.

El cerebro asigna colores cuando la luz y el color se combinan y pueden resultar en otros colores.

“He estudiado diferencias individuales en la percepción de los colores por más de 30 años, y ésta es una de las mayores diferencias que he visto”, aseguró a Wired el neurocientífico Jay Neitz, de la Universidad de Washington.

Si bien el tema sigue causando debate en el mundo, la tienda que lo vende dio el veredicto final: “Es azul y negro”.

(Fuente: AFP).

Efecto de la viralización del vestido

“Podemos confirmar que #TheDress (el vestido) es azul y negro. Nosotros deberíamos saberlo...”, escribió la tienda británica Roman Originals en la red social Twitter. El hecho fue el tema más debatido en esta plataforma durante todo el día de ayer por millones de personas en el mundo, entre los que se destacaron Justin Bieber, Ricky Martin y Katy Perry. El episodio tuvo una consecuencia comercial para la compañía que lo diseñó. En primer lugar, aumentó un 2.000 % el tráfico en su sitio web, ya que muchos querían confirmar de qué colores se trataba el vestido. En tanto, el modelo (que tiene una tela 68% viscosa, 27% poliamida y 5% elastano) aumentó sus ventas en un 347% desde que se viralizó la imagen, según informó TMZ.com. La firma informó que muchos de ellos se llevaron otros artículos de la tienda. La prenda se comercializa a 50 libras (77 dólares, 1.900 pesos uruguayos). La empresa quiere seguir aprovechando la fama mundial que tomó, por lo que estudian diseñar próximamente una con la combinación dorada y blanca, según informaron los responsables creativos de la firma al portal Mashable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)