SALUD

Tratados a pesar de no tener asma

En Uruguay el 30% de los diagnosticados por esta enfermedad en realidad no la tienen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto:iStock

Hasta 30% de los pacientes diagnosticados con asma en realidad no lo tienen", aseguró Mónica Kierszenbaum, vicepresidente de la Sociedad Uruguaya de Neumología y profesora adjunta de la Cátedra de Neumología.

Esto sucede principalmente porque el diagnóstico viene dado por médicos generales y no por neumólogos, especialistas capacitados en identificar y tratar las patologías respiratorias, dejó entrever Kierszenbaum. "Es importante el rol del especialista neumólogo para colaborar con el médico de primera atención", subrayó la especialista.

Hoy 2 de mayo se celebra el Día Mundial del Asma, jornada en la que se pretende crear conciencia sobre el cuidado de esta enfermedad en todo el mundo.

Pablo Curbelo, profesor titular de la Cátedra de Neumología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República dijo que en Uruguay el asma tiene una prevalencia de 15% a 20% en niños (casi 1 de cada 5) y entre 5% y 8% en adultos (casi 1 de cada 10) a la par de las cifras mundiales".

Se trata de una de las enfermedades crónicas más prevalentes en la infancia y también tiene importante incidencia en la población adulta.

El slogan para la fecha es "Tu puedes controlar tu asma", al que se suma también "Mejor aire, mejor respiración", máximas que buscan hacer énfasis en la importancia de la calidad del aire, del control de la polución y del tabaquismo.

Uruguay se plegó al objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se planteó para el año 2020 disminuir en 25% la mortalidad de las enfermedades respiratorias crónicas, entre las que se encuentra el asma como patología inflamatoria de las vías respiratorias.

"La enfermedad bien tratada, con la asistencia médica y la disponibilidad y buen uso de la medicación inhalatoria permite al paciente tener una excelente calidad de vida, con ausencia total de síntomas", recordó Kierszenbaum.

Qué es.

El asma es causada por una inflamación (hinchazón) de las vías respiratorias. Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar por estas.

En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alergenos o desencadenantes.

Los desencadenantes comunes incluyen animales (caspa o pelaje de mascotas), ácaros del polvo, ciertos medicamentos (ácido acetilsalicílico o aspirinas), cambios en el clima (con mayor frecuencia el frío), químicos en el aire o en los alimentos, ejercicio, moho, polen, infecciones respiratorias, como el resfrío común, emociones fuertes (estrés) y humo de tabaco.

La mayoría de las personas con asma tienen ataques separados por períodos asintomáticos. Algunas tienen dificultad prolongada para respirar con episodios de aumento de la falta de aliento. Las sibilancias o una tos puede ser el síntoma principal.

Los ataques de asma pueden durar de minutos a días. Se pueden volver peligrosos si se restringe el flujo de aire de manera importante.

Los síntomas incluyen tos con o sin producción de flema, retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar (tiraje intercostal), dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad y sibilancias.

Las señales de emergencia que necesitan atención médica oportuna incluyen labios y cara de color azulado, disminución del nivel de lucidez mental, como somnolencia intensa o confusión, durante un ataque de asma, dificultad respiratoria extrema, pulso rápido, ansiedad intensa debido a la dificultad para respirar y sudoración.

Los medicamentos que se utilizan de forma continua o de mantenimiento impiden la progresión de la enfermedad, disminuyen los síntomas y previenen las exacerbaciones que condicionan la mayor morbimortalidad. El tratamiento implica también el control de los factores de riesgo y ambientales como la exposición a humo, tabaco o alergenos. Pero antes, como señalaron los técnicos, es necesario un diagnóstico certero.

CLAVES.

1 - Causa.

El asma es causada por una inflamación de las vías respiratorias. Cuando se presenta los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama.

2 - Ataque.

En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alergenos como el polvo.

3 - Alerta.

Las señales de emergencia que necesitan atención médica oportuna incluyen labios y cara de color azulado, disminución del nivel de lucidez mental, como somnolencia intensa o confusión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)