TECNOLOGÍA

Tradición dentro de lo tecno

Nokia relanzó su modelo más clásico, mientras los gigantes compiten por ideas cada vez más futuristas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Congreso de Móviles de Barcelona atrae a miles de usuarios. Foto: Sony Xperia

Un proyector inteligente convierte a cualquier superficie en una pantalla táctil. Así, un niño puede jugar a un juego "de caja" solo con usar su mano, ya que las piezas son virtuales y se proyectan sobre el suelo. Del mismo modo, mientras se cocina puede seguirse una receta desplegada directamente sobre la mesada, sin manchar una pantalla con las manos.

Se trata del Xperia Touch, un equipo que fue anunciado el año pasado por Sony y que este año se presentó en el marco del MWC (Mobile World Congress), realizado en Barcelona desde ayer hasta el próximo 2 de marzo.

Considerada una de las mayores ferias de tecnología del mundo, el MWC abrió sus puertas para congregar 100.000 profesionales del sector y 2.200 expositores.

Dentro de las novedades de este año, aparecen celulares con pantallas que dominan todo el frente, cámaras duales, sistemas de reconocimiento del iris y fabricados con materiales poco usuales, como la cerámica. Y además, tal como en el caso del Xperia Touch se presentan a los visitantes las novedades del llamado Internet de las Cosas (IoT), dispositivos ponibles y vehículos conectados a Internet.

¿Pero quién dijo que la industria sólo mira hacia el futuro? La nostalgia se coló en las primeras horas de este MWC. Nokia llegó a Barcelona con una reedición de su icónico e indestructible 3310, ese que tantos tuvieron hace 17 años.

La nueva versión, que regresa con el mítico juego de la serpiente y cuesta unos 50 dólares, es más delgada, tiene pantalla a color, cámara y carcasas coloridas, pero sigue con su clásica conectividad 2G —para aquellos que deseen huir del mundanal ruido digital— y una autonomía de 22 horas de conversación, que se extenderá hasta un mes entero en modo reposo.

El "nuevo- viejo" celular aparece en momentos en que una parte del mercado mira con interés aquellos celulares que no tienen más ambición que la de estar disponible para una urgencia.

Disponible en cuatro colores (rojo, amarillo, gris y un azul muy parecido a la edición original), mantiene un diseño similar al antiguo, pero modernizado: es más liviano, más delgado y los botones están hechos de un plástico más brillante.

Blackberry también se ha dejado contagiar por el espíritu nostálgico y llevó a la feria el KEYone un teléfono con teclado físico sí pero con pantalla táctil y sistema operativo Android. EFE Y EL MERCURIO/GDA

Perspectivas.

La GSMA, asociación que agrupa a la industria mundial del celular, difundió un estudio según el cual los usuarios de estos dispositivos superarán los 5.000 millones a mediados de este año, frente a los 4.800 millones con que cerró 2016, y crecerán hasta los 5.700 en 2020.

Para entonces, según sus datos, casi tres cuartas partes de la población mundial contará con servicios móviles. Además, estiman que el crecimiento en clientes será impulsado principalmente por los grandes mercados asiáticos, como la India, que por si solo está previsto que sume 310 millones de usuarios de celulares para el año 2020.

A finales de 2016, según recordaron, había 4.800 millones de usuarios de móviles y 7.900 millones de tarjetas SIM en todos los continentes.

Hasta fines del año pasado, más de la mitad de las conexiones (55 %) se hacían a través de redes de banda ancha móvil (3G/4G), porcentaje que aumentará hasta el 75 % de las conexiones para 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)