CIENCIA

Tesoros desde el espacio

Un astronauta los buscaba a bordo de una nave y su mejor amigo los halla en la Tierra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Fundación Wikimedia

Gordon Cooper, uno de los "Mercury Seven" (los primeros astronautas de la NASA), viajó al espacio el 15 de mayo de 1963, con la misión de encontrar potenciales sitios para lanzamientos de armas nucleares. Pero durante sus 34 horas en órbita, los instrumentales a bordo de la nave y su privilegiada visión le permitieron encontrar locaciones que potencialmente podrían pertenecer a tesoros sumergidos en el mar. Hoy, más de 50 años después, su teoría está siendo comprobada.

La historia dice que el instrumental de Cooper detectó anomalías en la Tierra que eran muy pequeñas para corresponder a armas nucleares y que por su locación, coincidían con las rutas usadas por los antiguos comerciantes españoles, a lo largo del Atlántico. El astronauta habría anotado esa información y al llegar a la Tierra, tras 22 vueltas alrededor del planeta, no la compartió con nadie.

Durante décadas, Cooper investigó los datos hasta armar un "mapa del tesoro", que revelaría las ubicaciones de estos puntos. Y finalmente lo compartió, poco antes de su muerte en 2004, con Darrell Miklos, un explorador profesional y amigo cercano del astronauta.

En Discovery.

Miklos decidió investigar los lugares, pero distintos problemas (desde la crisis económica de 2008 hasta las preocupaciones de su familia años después) hicieron que la exploración fuera atrasada hasta ahora, cuando el trabajo está siendo capturado en un programa de televisión, llamado "Coopers Treasures" ("Los Tesoros de Cooper"), que debutó ayer de noche en la señal estadounidense del canal Discovery.

"Realmente, no hay nada de esta historia que no sea verdad", declaró el investigador Miklos al portal Nerdist en las últimas horas.

El trabajo de Cooper, apoyado por el propio Miklos antes de la muerte del astronauta debido a un ataque cardíaco y afectado por Parkinson que sufrió durante varios años, ha dado resultados.

El explorador asegura que hasta ahora han revisado cinco de los sitios descritos por Gordon Cooper y en todos han encontrado restos de barcos, sin confirmar si se han encontrado "tesoros" también.

"Parte del material que Gordon identificó desde el espacio, hay una posibilidad de que desde 1963, alguien se haya topado con estos sitios de naufragio o haya hecho una investigación histórica, ya que este negocio (de la caza de tesoros) se empezó a volver popular en los 70 y 80. Pero los riesgos valen la pena", declaró el explorador, agregando que quedan más de 100 locaciones por explorar, por lo que es probable que sean compartidos con otros expertos en la materia.

Miklos está liderando "un equipo de exploradores experimentados e investigadores para el sueño de larga data de su amigo descubrir los tesoros más grandes del mundo", señala el sitio web de Discovery Channel.

"He estado esperando este momento toda mi vida. Voy a hacerlo hasta que no pueda hacerlo más", dijo, según recoge el portal People.

Ver ovnis.

Cooper también fue uno de los astronautas que afirmó haber visto un ovni en el cielo de Alemania en 1951, según informa el portal RT.

Según señala en un mensaje dirigido a Naciones unidas, el astronauta afirmó que creía que los "vehículos extraterrestres y su tripulación visitan este planeta y viajan desde otros planetas un poco más avanzados técnicamente que nosotros".

Cooper, que participó en un panel de discusión de la ONU sobre ovnis y extraterrestres en Nueva York, en 1985, agregó: "Siento que estoy un poco cualificado para hablar de ellos, ya que he estado en la periferia de las grandes áreas de las que viajan.

Además, hubo otros astronautas a lo largo de la historia que han asegurado que el fenómeno ovni "es real". "Hemos sido visitados en este planeta", señaló en 2008 Edgar Mitchell, quien fue el sexto hombre en pisar la superficie lunar (pasó nueve horas en febrero de 1971).

Deke Slayton, miembro del Proyecto Mercury, describió en 1951 un "objeto blanco". Según palabras recogidas por el Comité Nacional de Investigaciones sobre los Fenómenos Aéreos, una ONG estadounidense que se dedica a estos asuntos, Slayton intentó "seguirlo". "Me dejó atrás y desapareció", manifestó.

Brian OLeary fue astronauta de la NASA, pero nunca viajó al espacio. De todas formas, preparó varios vuelos en la década del 60. "Existe abundante evidencia de que estamos siendo contactados", manifestó, según recoge RT. Fuente: El Mercurio/GDA

Lanzamiento seguido en 360 grados.

La NASA lanzó ayer desde Cabo Cañaveral (Florida) un cohete con la cápsula Cygnus en dirección a la Estación Espacial Internacional (EEI), una operación que pudo ser seguida por primera vez en vivo y con una visión de 360 grados con teléfonos celulares y otros dispositivos gracias a cámaras especiales.

El lanzamiento del vehículo Cygnus fue hecho con un cohete Atlas V, bautizado como SS John Glenn, como el primer astronauta estadounidense que orbitó la Tierra.

El Cygnus, que ya se separó del cohete y está camino de la EEI, lleva un cargamento de más de 3.400 kilos de instrumentos para la investigación científica, material para la tripulación y otros objetos. La NASA se asoció con United Launch Alliance para esta misión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)