un tema controversial

La tentación del bebé perfecto

Fue el avance del 2015 para Science y reabrió el debate sobre la posibilidad de alterar la vida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bebé perfecto

Mini cerdos que pesan seis veces menos que los normales, monos, cabras, mariposas, y perros con características introducidas en el laboratorio integran el particular zoológico de animales transgénicos obtenidos mediante una nueva técnica que promete revolucionar todo lo conocido.

Fue considerada el avance científico del año 2015 por la revista Science y motivó una cumbre en Washington para discutir los aspectos éticos de su aplicación en humanos; la llaman Crispr-Cas9.

La técnica se basa en un mecanismo que utilizan algunas bacterias para detectar cuando las invade un virus y destruirlo, publicó Clarín. Descubierta hace tres años, puede servir para generar cambios en el ADN de los seres vivos, incluidos los humanos.

La reunión de Washington se debió a que esta técnica revive el fantasma de la búsqueda de "el bebé perfecto", un pequeño modificado a nivel de laboratorio en las primeras horas de su concepción, libre de mutaciones que puedan desencadenar enfermedades y con el poder de transmitir esa "perfección" a su descendencia.

El disparador del encuentro fue que científicos chinos intentaron usarla para alterar genes en embriones humanos, aunque sin resultado, según publicó el periódico argentino.

La declaración final del encuentro de Washington no condenó los experimentos, pero advirtió que restan cantidad de problemas por resolver antes de que sea prudente emplear la técnica clínicamente.

Controversial.

Desarrollada por Jennifer Doudna, joven investigadora del Howard Hughes Medical Institute y Emanuelle Charpentier, del Instituto Max Planck de Biología de la Infección, de Berlín, la técnica permite, de un modo rápido y económico, encontrar zonas concretas del ADN y repararlas o sustituirlas por otras.

Los investigadores que la emplean están maravillados por su versatilidad y rapidez. Consideran que vuelve más sencillos proyectos complicados, y hace posibles proyectos imposibles. Es esto lo que la ha expandido por el mundo.

Las instrucciones para fabricar un organismo son como un largo texto escrito en código almacenado en su ADN. La humanidad viene modificándolo desde hace muchos años con técnicas como las que seleccionan mutaciones que se producen al azar.

Lo singular del hallazgo de Doudna y Charpentier es que permite intervenir a la manera de un procesador de texto de una computadora, como si tomáramos una oración, la cortáramos y volviéramos a deletrearla con las letras correctas.

Según Doudna, Crispr-Cas9 puede usarse para replicar la base genética de enfermedades humanas, abriendo la puerta a un conocimiento sin precedente de desórdenes enigmáticos. También podría aplicarse contra el cáncer o el SIDA, estiman.

Pero Alberto Kornblihtt, miembro del Comité de Ética en la Ciencia y la Tecnología de la revista Science, afirma que si bien es una técnica muy poderosa, no está de acuerdo en aplicarla en embriones con fines de "mejoramiento".

"Está bien efectuar terapia génica en un bebe ya nacido o incluso en gestación", subraya, "pero no en la línea germinal. Es suficiente la variabilidad que introduce la selección natural."

La propia Doudna lo dice: "Aún no sabemos lo suficiente sobre las capacidades y límites de la nueva tecnología, especialmente cuando se trata de crear mutaciones heredables". (En base a La Nación/GDA)

Especulaciones y preocupaciones

La técnica Crispr-Cas9 tiene dos componentes: una enzima (Cas9) que corta el ADN como si fuera una tijera, y una guía de ARN que le dice a la enzima exactamente dónde cortar.

Aunque resulta efectivo, este proceso no es perfecto. Puede cortar demasiado ADN y alterar otros genes importantes, pero investigadores del Broad Institute, del MIT (por las iniciales en inglés de Massachusetts Institute of Technology) y la Universidad de Harvard creen haber resuelto el problema modificando la estructura de la enzima y reduciendo el riesgo de cortes fuera de registro.

Los investigadores que la emplean están maravillados por su versatilidad y rapidez.

“Es una técnica que cambia la manera de trabajar, vuelve sencillos proyectos complicados, y hace posibles proyectos imposibles”, dice Marcelo Rubinstein, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina. “Fuera de eso, está todo el imaginario de ciencia ficción. Por ejemplo, se está exagerando su facilidad: no es tan fácil”. Hay quienes piensan que esta novedad convertirá el libro de la vida de humanos, plantas y animales en bocetos, copias preliminares que podrán “mejorarse” en el laboratorio. Otros, advierten que hay muchas especulaciones sin sustento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)