CIENCIA

¿Tendrán vida?

La NASA estudiará si hay vida en los planetas “hermanos” de la Tierra con el telescopio espacial James Webb; “buscará” señales vitales, como el ozono.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Tenemos un montón de planetas que son accesibles para responder si hay vida". Foto: Wikimedia

Los astrónomos de la NASA intentarán averiguar si hay vida en los siete planetas de TRAPPIST-1, estrella a 40 años luz de distancia de la Tierra, con el telescopio espacial James Webb, que estará disponible a partir de octubre de 2018.

"Si estos planetas tienen atmósferas, el Telescopio Espacial James Webb será la clave para desbloquear sus secretos", dijo Doug Hudgins, científico del Programa de Exoplanetas de la NASA en Washington, según informó el sitio de la NASA.

"Mientras tanto, las misiones de la NASA como Spitzer, Hubble y Kepler están realizando un seguimiento de estos planetas", agregó.

"Estos son los mejores planetas del tamaño de la Tierra que podrán ser caracterizados por el Telescopio Espacial James Webb, tal vez durante toda su vida", dijo Hannah Wakeford, estudiante postdoctoral en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

En Goddard, ingenieros y científicos están actualmente probando el telescopio Webb, que será capaz de ver estos planetas en el infrarrojo, más allá de las capacidades que tenemos actualmente.

"El telescopio Webb aumentará la información que tenemos sobre estos planetas inmensamente. Con la cobertura de longitud de onda extendida seremos capaces de ver si sus atmósferas tienen agua, metano, monóxido/dióxido de carbono y oxígeno", dijo Wakeford.

"Durante miles de años, la gente ha preguntado, ¿hay otros planetas como la Tierra por ahí? ¿Alguno podría albergar vida? ", dijo por su parte Sara Seager, astrofísica y científica planetario en el MIT.

"Ahora tenemos un montón de planetas que son accesibles para el estudio adicional para tratar de comenzar a responder a estas preguntas antiguas", apuntó.

"Con su lanzamiento en 2018, uno de los objetivos principales Webb es utilizar la espectroscopia, un método de analizar la luz separándola en longitudes de onda distintas que permite identificar sus componentes químicos (por sus firmas únicas de longitud de onda) para determinar los componentes atmosféricos de los mundos alienígenas", informó NASA.

Telescopio

Webb buscará especialmente biomarcadores químicos, como el ozono y el metano, que pueden ser creados a partir de procesos biológicos. El ozono, que protege de la radiación ultravioleta nociva en la Tierra, se forma cuando el oxígeno producido por los organismos fotosintéticos (como árboles y fitoplancton) sintetiza en luz.

Debido a que el ozono depende en gran medida de la existencia de organismos para formar, Webb lo buscará en atmósferas extraterrestres como un posible indicador de la vida.

También será capaz de buscar metano que ayudará a determinar una fuente biológica del oxígeno que conduce a la acumulación de ozono.

El descubrimiento de los planetas en el sistema TRAPPIST-1 significa que Webb podrá utilizar sus inmensas capacidades en un sistema relativamente cercano. Los investigadores identificaron recientemente tres planetas prometedores en el sistema TRAPPIST-1 - e, f y g - que orbitan en la zona habitable y que serían buenos candidatos para que Webb los estudiase. Dependiendo de su composición atmosférica, los tres exoplanetas similares a la Tierra podrían tener las condiciones apropiadas para soportar agua líquida.

Debido a que los planetas orbitan una estrella que es pequeña, la señal de esos planetas será relativamente grande, y lo suficientemente fuerte para que Webb pueda detectar características atmosféricas.

El número de planetas en el sistema también permitirá nuevas investigaciones en el campo de la planetología comparativa, que descubre procesos planetarios fundamentales comparando diferentes mundos.

Otros telescopios, como el Kepler, han detectado otros planetas que tienen el tamaño y la temperatura terrestres, pero están muy lejos de nosotros para ser estudiados en detalle. Se desconoce asimismo qué formas de vida podrían llegar a desarrollarse sobre estos astros. 

Diferenciar conceptos a la hora de observar.

Jesús Martínez-Frías, jefe del Grupo de Investigación del CSIC de Meteoritos y Geociencias Planetarias en el Instituto de Geociencias de España advirtió, al ser consultado por El Mundo, que es importante "diferenciar los conceptos de habitabilidad y vida: un planeta puede o pudo tener las condiciones para albergar vida pero no haberse desarrollado", aunque puede surgir en un futuro.

EN BREVE


Habitable. Tres en zona donde sería posible

Los cálculos indican que los siete planetas son de tamaño similar a la Tierra y por lo tanto tienen una superficie sólida. Tres de ellos se encuentran en la zona habitable de la estrella, especialmente uno de ellos.

Gemelos. El sistema de planetas hallado

Una pequeña estrella situada a 40 años luz del Sol tiene siete planetas rocosos como la Tierra que podrían tener agua líquida en su superficie. El descubrimiento fue dado a conocer semanas atrás por la NASA.

Soles. Una temperatura mucho menor

La estrella, llamada TRAPPIST-1, tiene un radio equivalente a un 12% del Sol y una temperatura superficial de unos 2.300 grados centígrados, frente a los 5.500 de nuestra estrella.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)