SALUD

Ruido blanco: la nueva promesa para dormir bebés

Es la repetición de un sonido, que neutraliza otros; hay apps y videos que lo difunden.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Pixabay

El ruido blanco suena como una lluvia fuerte. El rosa, una lluvia más suave. El marrón, aún más suave, como si fuera viento y no lluvia. Así describe Consuelo Villafañe las tres opciones de sonidos que le ofrece la aplicación que se bajó para ayudar a calmar y dormir a su bebe.

No lo tiene como rutina. Lo usa a veces, unos 10 o 15 minutos mientras le da la última mema antes de acostarlo. Con el celular en el medio de la cama y su hijo de siete meses en brazos, percibe cómo ese sonido monótono lo va aflojando, relajando, durmiendo.

"Un día me di cuenta de que cuando estaba prendido el aire acondicionado, el ruido del motor neutralizaba los otros ruidos (autos, ómnibus) y él no se sobresaltaba. No siempre resulta, pero la mayoría de las veces sí", dice Consuelo.

La neuropediatra y especialista en medicina del sueño de la Fundación Favaloro María Celia Daraio define al ruido blanco como un sonido constante, sin variaciones, que bloquea otros ruidos. Como el que produce el motor de un ventilador o el ir venir del mar sobre la costa. Y si bien confirma que ayuda a dormir, no lo recomienda para niños pequeños, salvo excepciones.

"No estoy de acuerdo con usar el ruido blanco para que el niño duerma. Hay que enseñarle a dormir sin bastones. Para lograr un sueño de buena calidad, biológicamente una persona tiene que dormir en una habitación oscura, ventilada, fresca y silenciosa. Y lo mismo va para el niño". dice Daraio. "Ahora, si por alguna circunstancia un ruido exterior es muy perturbador y es imposible de sacar, se puede incluir un ruido blanco para que no lo afecte."

El ruido blanco, así como otro tipo de sonidos similares como el rosa o el marrón, son parte de un mismo fenómeno del que echan mano cada vez más padres en busca de ese anhelo que significa lograr calmar o dormir a sus hijos pequeños. Los métodos circulan boca a boca y cambian con las distintas generaciones.

Alguna vez fue llevarlos a dar una vuelta en auto, la moda del duérmete niño o el más reciente libro "El conejito que quiere dormirse", una suerte de receta literaria creada por un psicólogo sueco que se volvió el libro más vendido por Amazon.

El ruido blanco tomó impulso en los últimos años a través de sitios de crianza, especialmente anglosajones, que lo recomendaron, y con un repertorio de sonidos relajantes disponibles en dispositivos, aplicaciones, listas en Spotify, y videos de hasta ocho horas en YouTube.

María Elena Mazzola, neuróloga de la Unidad de Medicina del Sueño de Fleni y presidenta de la Asociación Argentina de Medicina del Sueño opina al respecto: "Salvo un objeto de transición (que puede ser un peluche, un trapito), cualquier medio que el chico no pueda encontrar en mitad de la noche y que reclame su presencia porque intermedia entre la vigilia y el sueño no es aconsejable".

Análisis.

Así como abundan las aplicaciones y las opciones de ruido blanco en Internet, también proliferó un mercado de dispositivos electrónicos como monitores o baby calls que cuentan con la opción de emitir este tipo de sonidos.

Un estudio de la Universidad de Toronto publicado hace tres años por la Academia Americana de Pediatría (AAP) advierte que el uso constante y el volumen alto de estos dispositivos puede aumentar el riesgo de afectar el desarrollo auditivo de un bebe.

El médico Mario Elmo, miembro titular de la Sociedad Argentina de Pediatría, explica que podría interferir en el desarrollo del sistema auditivo de un bebe, dado que la parte sensorial se cierra durante el sueño para permitir un proceso neuronal donde se recuperan y elaboran las experiencias sensoriales de la vigilia.

"A veces hay una necesidad de los padres o cuidadores que, por sus actividades o por su no disponibilidad, usan estos dispositivos de forma sistemática y entonces hay un reemplazo del rol primario del cuidador que es acompañar a un chiquito en los últimos momentos del día", considera Elmo.

Diego Montes de Oca, pediatra y director médico de TV Crecer, es terminante: dice que el sueño es un hábito y un aprendizaje que se forma durante el primer año de vida. Y que depende, casi exclusivamente, de los padres. "Si el chico no duerme bien es porque o hay un problema, una patología, no ha sido educado en el tema sueño", sentencia.

EN SÍNTESIS

Métodos. Antes era pasearlos en el auto

Los métodos circulan boca a boca y cambian con las distintas generaciones. En otro momento fue llevarlos a dar una vuelta en auto, el libro “Duérmete niño” o el reciente “El conejito que quiere dormirse”.

Qué es. Un sonido constante por minutos

La neuropediatra y especialista en medicina del sueño de la Fundación Favaloro María Celia Daraio define al ruido blanco como un sonido constante, sin variaciones, que bloquea otros ruidos

Anhelo. Todo por que duerman de corrido

El ruido blanco, así como otro tipo de sonidos similares como el rosa o el marrón, son parte de un mismo fenómeno del que echan mano cada vez más padres en busca del anhelo de dormir a sus pequeños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Tags relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)