SALUD

Riesgo de infarto aumenta con la gripe

Estudio australiano entrega evidencia contundente sobre esta asociación..

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Shutterstock

Nadie pensaría que una bronquitis o un simple resfrío podrían desencadenar un ataque al corazón. Pero lo cierto es que esta asociación existe, y no es menor.

Esto es lo que concluye un estudio australiano, que demostró que existe una importante asociación entre infecciones respiratorias —como influenza, bronquitis o neumonía— y el aumento del riesgo de sufrir un infarto cardíaco, el que se incrementa hasta en 17 veces.

Incluso, cuando la persona tiene una infección respiratoria moderada, como una faringitis, rinitis o resfrío común, este aumento puede ser de 13 veces.

Se trata de un trabajo con 578 pacientes infartados, realizado por investigadores de la Universidad de Sydney, que se publicó ayer en el Internal Medicine Journal y que sorprendió en muchos ámbitos.

"Los datos demuestran que el aumento de este riesgo no se produce necesariamente al inicio de los síntomas respiratorios, sino que alcanza su máximo al séptimo día. Desde ese momento disminuye de manera gradual, aunque sigue siendo mayor de lo habitual por un mes", explica Geoffrey Tofler, cardiólogo de la Universidad de Sydney, del Hospital Royal North Shore y del Heart Research Australia.

Los pacientes infartados fueron consultados acerca de sus actividades antes del ataque, incluyendo si habían tenido un episodio similar a una gripe. Se consideraron afectados por infección respiratoria quienes reportaron dolor de garganta, tos, fiebre, dolor del tipo sinusitis, síntomas de influenza o quienes fueron diagnosticados con bronquitis o neumonía.

Luego, los investigadores analizaron a quienes tuvieron síntomas en las vías respiratorias altas, lo que incluyó resfrío común, faringitis, rinitis y sinusitis.

En estos pacientes el riesgo aumentó 13 veces. Lorcan Ruane, de la Universidad de Sydney, explica que este riesgo sería menor "porque las infecciones altas son menos severas, pero al ser más frecuentes afectan a más gente".

Las conclusiones de este estudio son importantes, teniendo en cuenta la cercanía del invierno para el hemisferio sur. Por esto, Thomas Buckley, profesor asociado de la Universidad de Sydney, considera importante que "las personas tomen medidas para evitar infecciones, para lo cual es recomendable que se vacunen contra la influenza y contra la neumonía".

No alarmarse.

"Lo importante es que este estudio no es una relación causa-efecto, pero sí una asociación importante", dice Nicolás Veas, cardiólogo de la Clínica Universidad de los Andes (Chile). "No hay que alarmarse, pero sí representa un empujón para quienes tienen un riesgo de infarto", agrega.

En su opinión, esto es un elemento que hay que tomar en cuenta, sobre todo en las mujeres, que tienden a presentar infartos más atípicos.

"Este trabajo suma evidencia a lo que ya sabemos de que las infecciones respiratorias producen inflamación en el organismo", advierte Matías Florenzano, especialista en adultos. Entonces, la inflamación termina por obstruir las arterias del corazón, con lo cual se produce el infarto.

Para Gabriel Maluenda, cardiólogo y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, el trabajo demuestra una asociación potente entre infarto e infecciones respiratorias. "Este factor actúa a través de la inflamación, que es algo que también producen el tabaco, la diabetes y las infecciones dentales", advierte.

Por otra parte, según investigaciones que se han hecho sobre factores que pueden gatillar un infarto, algunos destacan los que se dan en invierno, como la contaminación ambiental y los virus y bacterias que circulan en el ambiente.

Además están la hipertensión y el colesterol alto. La dieta juega un rol relevante, y en ella hay que evitar las grasas y frituras, los alimentos procesados y los productos azucarados. En tanto, hay que favorecer el consumo de frutas, verduras y carnes magras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)