Entre el 40 y el 45% de los embarazos no son buscados en Uruguay

Sin un plan

Cuando una mujer quiere quedar embarazada, muchas veces lo que hace es dejar las pastillas anticonceptivas o no cuidarse con ningún método profiláctico. Y esperar. Otras tantas veces ni siquiera lo hace conscientemente, simplemente un retraso le avisa que algo no salió como pensaba y que hay alguien más que ella en su organismo. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Uruguay entre el 40 y el 45% de los embarazos no son planificados

Casi 1 de 2 embarazos se producen así en Uruguay. La Sociedad de Ginecología del Uruguay estima que entre el 40 y el 45% de los bebés no son planificados aunque sean deseados.

Esta semana, en el marco de una Jornada de la Asociación Uruguaya de Perinatología, un especialista extranjero planteó la importancia de que las mujeres acudan al médico cuando piensan en quedar embarazadas.


La Sociedad de Ginecología del Uruguay coincidió en esta necesidad, lamentó que sean las menos las que lo hacen y dijo que si aumentara la cantidad de parejas que van al médico antes de concebir bajarían las malformaciones y abortos espontáneos y ayudarían a disminuir los partos prematuros.

En Uruguay entre el 40 y el 45% de los embarazos no son planificados sino que son producto de una falla en un método anticonceptivo, dijo a El País Gualberto Arribeltz, ginecólogo y presidente de la Sociedad de Ginecología del Uruguay. No quiere decir que no sean deseados, precisó el especialista, pero no son fruto de una planificación sino que el método que usan para cuidarse falla y el embarazo se produce.

La situación no es la ideal. La Sociedad de Ginecología del Uruguay considera que si las parejas planificaran cuándo van a buscar un hijo y fueran a una consulta médica previa el sistema de salud podría captar situaciones de riesgo como enfermedades de alguno de los padres o hábitos que aumenten los riesgos para el bebé y la madre.

Si se hiciera una consulta antes de buscar un bebé se podría bajar el índice de malformaciones, disminuir el riesgo de que nazca antes de tiempo (prematurez) y evitar abortos espontáneos en los primeros meses del embarazo, consideró Arribeltz. "Son mínimos los que planifican y van a una consulta previa", lamentó el especialista.

La necesidad de que las mujeres incorporen el concepto de que es importante la consulta con el ginecólogo antes de buscar tener un bebé fue puesta de manifiesto este martes por Dalton Ávila, secretario de la Federación Latinoamericana de Perinatología, en el marco de la Jornada "Del bienestar fetal al bienestar perinatal", organizada por la Asociación Uruguaya de Perinatología.

La Perinatología se encarga de la atención de la mujer embarazada con factores de riesgo, que comprometen su salud o la de su feto, además del análisis de las malformaciones fetales, la prevención y el diagnostico precoz de problemas genéticos.

La medicina Perinatal está haciendo un giro y "está llegando de manera definitiva ya no solo a cuando la madre viene a nuestra consulta y podemos hacer la primera ecografía sino más atrás, para desarrollar una opción mejor para esa gestación que podría desarrollarse unas cuantas semanas más adelante", expresó Ávila en el evento desarrollado en homenaje a Caldeyro Barcia, referente de la disciplina.

Compuestos como el ácido fólico, que previene malformaciones del feto, a veces son indicados por ginecólogos cuando la mujer queda embarazada. Ávila enfatizó que esto no tiene sentido. Si no se le da tres meses antes de que quede embarazada no va a prevenir nada, remarcó el especialista en la Torre de Antel.

Cuando el ácido fólico es administrado tiempo antes de la concepción y se alcanzan niveles aceptables, se pueden prevenir los llamados defectos del tubo neural. Según la Biblioteca de los Institutos de Salud de Estados Unidos, los defectos del tubo neural afectan al cerebro, la columna vertebral y la médula espinal y se producen en el primer mes de embarazo, muchas veces antes que la mujer sepa que está embarazada.

Los dos defectos más comunes son la espina bífida y la anencefalia. En la espina bífida, la columna vertebral del feto no llega a cerrarse del todo. Suele haber un daño a los nervios que causa parálisis leve en las piernas. En la anencefalia, gran parte del cerebro y cráneo no se desarrolla. Generalmente, los bebés con anencefalia nacen sin vida o mueren poco tiempo después de nacer.

La Organización Mundial de la Salud establece que la promoción de la planificación familiar —y el acceso a los métodos anticonceptivos preferidos para las mujeres y las parejas— resulta esencial para lograr el bienestar y la autonomía de las mujeres y, al mismo tiempo, apoyar la salud y el desarrollo de las comunidades.

Arribeltz, desde la Sociedad de Ginecología del Uruguay, indicó que hay mujeres con enfermedades como la diabetes o el hipotiroidismo que podrían ser compensadas y empezar bien su embarazo si fueran a una consulta preconcepcional. El chequeo completo y el diálogo con el médico "las hará tener menores riesgos de hipertensión durante el embarazo y reducirá las posibilidades de un aborto en las primeras semanas. Pretenderíamos que todas las mujeres tuvieran esta consulta", concluyó.

SABER MÁS

POR QUE CONSULTAR ANTES


Qué se hace. Exámenes que se pueden pedir

 Usualmente el médico hace un examen físico, un examen pélvico, un PAP, un análisis de sangre y pruebas para detectar obesidad, diabetes o enfermedades de transmisión sexual como herpes genital y VIH.

Examen. Preguntas para conocer la historia

El examen preconcepcional comienza con un exhaustivo interrogatorio. Con él, el médico busca antecedentes o conductas de riesgo que al ser detectadas a tiempo pueden asegurar tu vida y la de tu bebé.

Antecedentes. Si hubo embarazo complejo


El chequeo preconcepcional es extremadamente importante si tuvo un aborto espontáneo antes de las 20 semanas de embarazo o el bebé falleció en el útero luego de las 20 semanas de embarazo.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)