Evita 30% de biopsias y capta tumores más pequeños

Nuevo test detecta más y mejor el cáncer de próstata

Un nuevo test para detectar el cáncer de próstata fue desarrollado por investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia. Los científicos aseguran que ofrece mejores resultados para identificar tumores agresivos que el examen PSA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El test fue probado en más de 50.000 hombres y en marzo lo venderá Suecia.

El trabajo fue divulgado en las últimas horas en el la revista científica The Lancet Oncology.

Las letras PSA representan el nombre en inglés del análisis del antígeno prostático específico, estudio que se utiliza para detectar el cáncer de próstata y que consiste en un examen de sangre. En él buscan la presencia de una proteína que produce la próstata y suele encontrarse en mayor concentración si existe un tumor allí.

El PSA ha sido utilizado durante décadas pero desde hace unos años vienen poniendo en duda su eficacia.

"No puede distinguir entre tumores agresivos y benignos", cuestiona Henrik Grönberg, doctor en Epidemiología del Cáncer en el Instituto Karolinska y autor principal de la investigación.

"Hoy en día hay hombres que no tienen cáncer o tienen una variedad que no necesita tratamiento y, sin embargo, deben pasar por un innecesario, doloroso y a veces peligroso tratamiento. Por encima de todo esto, PSA ignora muchos tumores agresivos. Ante esto decidimos desarrollar un test más preciso que pueda, potencialmente, reemplazar el PSA", remarcó duramente Grönberg.

El nuevo método de diagnóstico fue probado en 58.818 hombres y descubrió cánceres agresivos en una etapa más temprana que lo que lo hizo el PSA. Además, redujo el número de falsos positivos y de biopsias innecesarias, según constató The Lancet Oncology.

Sin nombre comercial por el momento, el test "STHLM3" es un examen de sangre que analiza una combinación de seis elementos (formalmente "marcadores proteicos) entre 200 marcadores genéticos y datos clínicos (edad, historia familiar y biopsias prostáticas previas).

El desarrollo fue llevado adelante con Thermo Fisher Scientific, multinacional de origen estadounidense especializada en el desarrollo de productos de biotecnología.

El estudio.

Los trabajos para probar la efectividad del nuevo test fueron realizados en hombres de Estocolmo con edades entre 50 y 69 entre los años 2012 y 2014.

Tanto el test STHLM3 como el PSA fueron aplicados a todos los participantes para luego comparar la información que arrojaba cada uno.

Los resultados mostraron que STHLM3 redujo 30% la cantidad de biopsias. Además, según los científicos, halló cánceres agresivos en hombres que habían obtenido valores muy bajos de PSA, en quienes los tumores hubieran pasado desapercibidos.

"Ciertamente, son resultados prometedores. Si logramos instaurar un mecanismo más preciso para detectar el cáncer de próstata le ahorraremos un sufrimiento innecesario a los pacientes y evitaremos gastos a nivel social", aventuró Grönberg.

El científico sueco aseguró que, en marzo de 2016, el STHLM3 estará disponible en Suecia. En los próximos meses comenzarán los trabajos de validación en otros países y grupos étnicos.

El cáncer de próstata es el segundo más común en hombres a nivel mundial, con más de 1.200.000 personas diagnosticadas en un año (cifras de 2012). Los registros de hombres con esta enfermedad maligna vienen en aumento.

Para Uruguay, es el cáncer que más sufren los hombres y el segundo que más mata. Uruguay pierde cada año a 600 hombres por esta causa.

El examen de PSA es recomendado por los médicos uruguayos; algunos aconsejan incluso hacérselo una vez por año. Es conocido que el tacto rectal puede también dar mejores resultados pero por pudor la mayoría de los hombres orientales lo evitan.

El examen que Uruguay no cuestiona.

A comienzos de 1990 se empezó a generalizar la realización del PSA entre la población masculina mayor de 50 años. El estudio busca una proteína producida por la próstata que aumenta su concentración en la sangre cuando existe cáncer en la glándula masculina. Sin embargo, con el tiempo comenzó a cuestionarse la utilidad de este estudio. La proteína en cuestión no solo está en la sangre del hombre cuando tiene un tumor en la próstata; en consecuencia, el estudio puede dar un valor alto que no condice con la realidad en cuanto a que pueda tener un tumor. En 2012 el Grupo de trabajo de servicios preventivos de Estados Unidos detectó entre 12 y 13% de falsos positivos. Uno de 200 hombres sometidos a biopsias que no necesitaban sufrió retención de orina o infecciones graves.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)