TECNOLOGÍA

Un nuevo líder para Uber

El nuevo jefe ejecutivo de Uber ama a sus padres, no quiere al presidente Donald Trump y ha administrado con éxito a una empresa de consumo en internet ante fiera competencia. El directorio, los accionistas y los empleados de Uber pueden rezar para que eso sea suficiente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dara Khosrowshahi. Foto: AFP

Después de seis meses de inusual agitación en la empresa, su junta ejecutiva optó por elegir a Dara Khosrowshahi, de 48 años, jefe ejecutivo del sitio de viajes Expedia, como nuevo líder. Sucede a Travis Kalanick, uno de los fundadores de Uber y fuerza impulsora para hacer de la empresa la startup más valiosa del mundo, que fue obligado a irse, debido a que la firma fue sacudida por un escándalo tras otro.

La tarea de Khosrowshahi será reparar la cultura interna, que ha sido afectada por divisiones y acoso. Asimismo, debe orientar a la empresa para defender y extender la marca Uber, mientras se prepara para un futuro con profundos cambios en el sector.

Tendrá la oportunidad de actuar en condiciones mucho más auspiciosas de las que lo hizo hasta ahora.

Pero, el nuevo ejecutivo de Uber sabe lo que son las dificultades, debido a que llegó a Estados Unidos, cuando tenía 9 años, cuando su familia huyó de Irán, en 1978, ante el colapso del gobierno del Shah Mohammed Reza Pahlavi. Sus padres, Gary y Lili eran miembros prósperos de la élite iraní en las décadas de los 60 y 70. Gary era ejecutivo de un conglomerado industrial. Pero tuvieron que huir al caer el gobierno del Shah. La familia llegó a Tarrytown, en el Estado de Nueva York, donde pasó a vivir con parientes. "Fue una dura transición para los adultos", dijo Dara Khosrowshahi a Bloomberg Businesweek. "Los chicos pudieron divertirse juntos". Cuatro años después, Gary retornó a Irán a cuidar a su padre que se encontraba enfermo, lo detuvieron y permaneció preso durante seis años antes de poder volver a Estados Unidos. Lili tuvo que encargarse a solas de los tres hijos.

Hadi Partovi, prima de Dara, dijo que "su madre lo crió para que tenga un trato directo con la gente. El mayor desafío que tuvo que enfrentar fue llegar a un país nuevo e integrarse. Ser iraní en Estados Unidos, en los años 80, no era grato. La gente era partidaria de bombardear Irán y hacía cánticos al respecto. Pero el ambiente tenso los impulsó al éxito. "Cada uno de nosotros había perdido todo lo que tenía en Irán cuando llegó el nuevo gobierno", indicó Partovi. "Teníamos el deseo de reconstruir como emprendedores". Y, lo lograron.

A Dara Khosrowshahi le fue muy bien, al extremo que en 2015 se convirtió en el ejecutivo con los mejores ingresos de Estados Unidos, según cálculos de Equilar. Gracias a una opción de acciones, ganó US$ 94,6 millones. En 2016, sin esa opción, recibió US$ 2,5 millones. Además de dirigir Expedia, Khosrowshahi ha estado en el directorio de The New York Times Co. desde 2015. El camino al éxito lo llevó a la firma Allen & Co., donde pasó la mayor parte de los 90 como analista.

Tras varias semanas de especulaciones, se convirtió en el nuevo director ejecutivo de Uber. El consejo y la dirección "confían en que Dara sea la mejor persona para conducir a Uber hacia el futuro", indicó la empresa en un comunicado. "Tenemos la suerte de poder aprovechar la experiencia, el talento y la visión de Dara".

La designación debe calmar las aguas después de varias semanas de guerra abierta en el comité de dirección, que no lograba ponerse de acuerdo sobre quién debía dirigir la empresa y cuál debería ser el futuro de su fundador, Travis Kalanick que dimitió en junio bajo presión de los inversores.

Khosrowshahi estuvo en la dirección de Expedia desde 2005 y durante su gestión contribuyó a expandir la empresa gracias a múltiples adquisiciones. Hoy es una de las agencias de viajes más importante de internet.

"Claramente tiene muchos dones para navegar por territorios difíciles, así como para generar crecimiento", señaló el analista Tim Bajarin, de Creative Strategies.

Tiene mucho trabajo por delante para hacer resurgir a Uber, que tuvo pérdidas significativas en el segundo trimestre.

Diálogo con empleados en EE.UU. y el exterior.

Dara Khosrowshahi visitará a los empleados de Uber, en la sede de San Francisco, mañana miércoles. En las próximas semanas conocerá a los empleados en el extranjero. También tiene previsto pasar tiempo con los conductores. Uber tiene enorme potencial pero también enfrenta grandes riesgos. Quienes apoyan al nuevo jefe ejecutivo, consideran que puede dar solución a los problemas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)