SALUD

Neuropatía periférica, la enfermedad que no deja a Clapton tocar la guitarra

El músico, considerado uno de los mejores guitarristas del mundo, debió cancelar días atrás varios conciertos de su gira debido a un constante dolor que no lo deja concentrarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El guitarrista británico está cansado de las constantes giras y planea dejarlas de lado.

“He sentido mucho dolor durante el último año. Empezó como algo menor en la espalda”, le dijo Eric Patrick Clapton –uno de los mejores guitarristas del mundo– a la revista Classic Rock, hace unas semanas, lo que confirmó el creciente rumor de que el legendario músico británico padecía una enfermedad que lo había obligado a cancelar algunos conciertos.

Al describir su molestia como un sufrimiento “parecido al de unas descargas eléctricas” que viajan hasta sus piernas, el compositor de Layla and other assorted love song y Tears in heaven, tema que escribió tras la trágica muerte de su hijo Connor, de cuatro y medio años, describió con exactitud uno de los síntomas principales del mal que enfrenta: una neuropatía periférica.

El otro síntoma que confirma ese diagnóstico lo enunció como una sentencia con un lánguido “es difícil tocar la guitarra así, y he tenido que aceptar el hecho de que no va a mejorar”, que prácticamente puso fin a su brillante carrera.

Y no es exagerado decir que sus palabras confirman el diagnóstico, porque la enfermedad se caracteriza por dolores como “corrientazos”, acompañados de pérdida progresiva del movimiento. Las siguientes claves permiten entender en qué consiste la dolencia que padece el intérprete de la Stratocaster.

¿Qué es la neuropatía periférica?

Es el daño de los nervios del cuerpo, que son como una vasta red de comunicaciones que lleva información desde el cerebro y la médula espinal al organismo, y devuelve en sentido contrario los estímulos sensoriales que se producen en el cuerpo. Como cada nervio tiene una función, las manifestaciones de los daños son variadas y, dependiendo de la severidad del daño, van de leves a graves y de temporales a irreversibles.

¿Por qué se dañan los nervios?

Se pueden lesionar por causas hereditarias o adquiridas. Dentro de las últimas están traumas, tumores, tóxicos, respuestas autoinmunes (cuando el mismo cuerpo los ataca), deficiencias nutricionales, alcohol, trastornos vasculares y desórdenes metabólicos, como la diabetes.

¿Cuántos tipos de neuropatías hay?

Existen más de cien. De acuerdo con el tiempo de aparición y duración las hay agudas y crónicas (que duran mucho tiempo). Según el número de nervios afectados pueden ser mononeuropatías (afecta un solo nervio) o polineuropatías (daño en varios nervios). Según su evolución pueden ser temporales, permanentes, progresivas o degenerativas.

¿Cuáles son los síntomas?

Estos se relacionan con el tipo de nervio afectado. Esencialmente pueden ser pérdida o dificultad para el movimiento, cuando el afectado es un nervio que lleva órdenes motoras desde el cerebro o la médula espinal a los músculos; sensitivos, con pérdida de capacidad para sentir o la anestesia total, si el nervio lleva sensibilidad desde alguna parte del cuerpo hacia el sistema nervioso central; autónomos, si los dañados son los nervios que manejan la respiración, el corazón, la digestión o los esfínteres. También pueden ser mixtos. Las manifestaciones también pueden ser en forma de calambres, adormecimiento, debilidad, corrientazos, hormigueos, cosquilleos, anestesia, incapacidad para resistir el roce de la piel y dolor insoportable de difícil tratamiento.

¿Cómo se diagnostica?

La base del diagnóstico es un examen clínico. Por lo general los síntomas orientan hacia los nervios (sensitivos, motores, mixtos) y las partes del cuerpo afectados.

Esto se confirma con un examen de neuroconducciones y electromiografía que definen tipo, severidad del daño y nervios afectados. Es importante, de acuerdo con los síntomas, identificar la causa. Si se sospecha diabetes hay que medir el azúcar, si se cree que es tóxica es necesario descartar presencia de sustancias dañinas; igualmente se pueden requerir imágenes, biopsias y otros análisis de laboratorio.

¿Cuál es el tratamiento?

Existen dos componentes en el manejo. Uno orientado a manejar la causa que actúa sobre los nervios. Quiere decir que hay que tratar la diabetes, eliminar los tóxicos, retirar los medicamentos que pueden estar afectando las estructuras nerviosas y manejar las enfermedades concomitantes.

El otro es sintomático; este tiene como objetivo aliviar el dolor, mejorar la funcionalidad del movimiento y prevenir el deterioro. Se logra con analgésicos específicos, moduladores neurológicos, planes integrales de rehabilitación y bloqueos nerviosos, entre otras terapias.

¿Qué pronóstico tiene?

El pronóstico y evolución dependen del tipo de neuropatía. Hay algunas que pueden recuperarse totalmente, otras tienen un curso crónico y otras son degenerativas y empeoran con el tiempo.

¿Cuál es la que tiene Eric Clapton?

Al parecer se trata de una polineuropatía mixta degenerativa. Es decir, una de las que afecta a muchos nervios, motores y sensitivos, y se agrava con el tiempo. Entre las causas están su edad (71 años) y no se descartan los rasgos hereditarios e incluso la presencia de una enfermedad metabólica; además, sus antecedentes de alcoholismo y drogadicción son factores que pudieron favorecer su aparición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)