Ciencia

Modifican maíz con bacterias para que aporte proteínas como la carne

Investigadores están trabajando en realizar modificaciones al maíz para que sea más nutritivo y sustituya el consumo de carne en ciertos países.

Maíz
Foto: Pixabay

Científicos de Estados Unidos encontraron una forma de ingeniería genética para producir un aminoácido que contiene la carne, potenciando el valor nutricional de uno de los granos más importantes del mundo.

El proceso implicó insertar un gen bacterial que provoca que el maíz produzca metionina, un nutriente crucial para la salud de la piel, las uñas y el cabello.

Los investigadores dijeron que el descubrimiento podría beneficiar a millones de personas de los países en desarrollo, dependientes del maíz como un insumo básico y reduciría los costos de alimentar a los animales, de acuerdo con el reporte publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), una publicación especializada.

"Mejoramos el valor nutricional del maíz, el mayor grano commodity en el mundo", dijo Thomas Leustek, coautor de la investigación y profesor en el departamento de biología en plantas de la Rutgers University, en Nueva Jersey (noreste).

"La mayoría del maíz es utilizada para alimentar a los animales, pero carece de metionina -un aminoácido clave- y encontramos una manera efectiva de añadirlo".

El azufre en la metionina "protege las células de la contaminación, reduce el avance de la célula envejecida y esencialmente se absorbe por el selenio y el zinc", dijo el reporte de PNAS.

Con el fin de ayudar a que los animales engorden, actualmente las industrias gastan miles de millones para agregar metionina sintética al grano, el cual no contiene este aminoácido de manera natural.

Joachim Messing, coautor de la investigación y profesor que dirige el Waksman Institute of Microbiology, también en Nueva Jersey, dice que este es un "proceso costoso y de un alto consumo de energía".

El nuevo método implicó la inserción de un gen de la bacteria E. coli en el genoma de la planta de maíz.

La enzima de la E. coli provocó la producción de metionina en las hojas de la planta y esta sustancia en la semilla del maíz creció 57%, señaló el estudio.

El proceso no afectó el crecimiento de las plantas.

Los científicos alimentaron con el maíz genéticamente diseñado a los pollos de la Rutgers University y encontraron que era nutritivo para ellos, dijo Messing.

Por su parte, Leustek dijo a la AFP que "en principio, la tecnología podría desarrollarse rápidamente, en un par de años".

"El transgén que desarrollamos puede ser fácilmente insertado en un variedades comerciales de maíz", dijo en un correo electrónico.
Sin embargo, "el mayor obstáculo serían las barreras regulatorias porque es una tecnología transgénica".

La comida y el alimento para animales que contienen organismos genéticamente modificados son altamente controversiales en la Unión Europea, por la sospecha pública de que representan riesgos para la salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)