SALUD

Las mentiras del mundo light

Perforaciones en los filtros elevaban niveles de sustancias tóxicas

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Shutterstock

Cuando Uruguay endureció su política contra el tabaco prohibió la presentación de la variante "light" por considerar que era un engaño de las empresas tabacaleras para incentivar el consumo. Ahora, un nuevo estudio científico respalda la teoría, que ya venía considerándose.

Ni más suaves ni menos peligrosos. Por el contrario, la investigación demostró que los cigarrillos light son más riesgosos para la salud que los normales.

El estudio del Centro Oncológico Integral de la Universidad Estatal de Ohio demostró que el consumo de estos cigarrillos contribuye al aumento de un tipo de cáncer de pulmón conocido como adenocarcinoma. Este tumor es hoy el más frecuente en Estados Unidos, mientras que los demás van en disminución.

La explicación estaría en las perforaciones que contienen estos cigarrillos cerca del filtro, los que hacen que el tabaco se queme de manera más lenta y a menor temperatura. Esto facilita que el humo tenga niveles más altos de toxinas y sustancias que producen cáncer. Además, al ser más liviano es capaz de alcanzar zonas más profundas de los pulmones.

Agujeros peligrosos.

El estudio se realizó con fondos del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. y la FDA, y en él participaron cinco centros de investigación sobre el cáncer.

Los resultados de estos análisis confirman lo que los investigadores sospechaban desde hacía años y que contradice lo que afirma la industria del tabaco respecto a que los cigarros light son menos dañinos.

"Estos cigarrillos fueron diseñados para engañar a los fumadores y a los responsables de la salud pública", dice el doctor Peter Shields, de la Universidad Estatal de Ohio y uno de los principales autores del estudio publicado en la revis-ta del Instituto Nacional del Cáncer.

"El análisis de nuestros datos sugiere claramente una relación entre el número de agujeros agregados a los filtros de cigarrillos, y un incremento de la frecuencia de adenocarcinoma pulmonar en los últimos 20 años", sostiene el investigador.

Con estos cigarrillos, además, la persona al sentir el humo más liviano aspira más profundo y con más frecuen-cia, lo que aporta más tóxicos "en forma de partículas finas que llegan a las partes más profundas de los pulmones, donde se desarrollan más a menudo los adenocarcinomas", agrega Shields.

Las reglamentaciones en vigor en EE.UU. prohíben a las tabacaleras colocar en los paquetes de cigarrillos y en los anuncios las palabras "light" y "bajo contenido de alquitrán".

Pero los investigadores creen que los resultados de su último estudio deberían conducir a que la agencia de Estados Unidos que supervisa los alimentos y medicamentos, la FDA, regule o incluso prohíba totalmente los filtros con perforaciones.

Según la encuesta GATS (Global Adult Tobacco Survey) entre los que creen que fumar produce enfermedades graves, el 19,2% no conoce que los cigarrillos light, ultralight o suaves son tan perjudiciales como los cigarrillos comunes. En ese mismo grupo, el 20% desconoce que los cigarrillos mentolados son tan perjudiciales como los cigarrillos comunes.

Las personas de 65 años o más, son menos conocedores de que tanto los cigarrillos light, ultralight o suaves como los mentolados, son tan perjudiciales como los cigarrillos comunes. Sin embargo, 90% de la población sabe que respirar el humo de tabaco de otras personas causa problemas serios de salud en los no fumadores. En base a EL MERCURIO/GDA

Debe rendir más.

A partir de las políticas sanitarias concretas que aplicaron los gobiernos desde el año 2005, en Uruguay se redujo el consumo de cigarrillos en la población de 12 a 17 años, que pasó en ese lapso de 30,2%, a 9,2%. Además aumentó el porcentaje de abandono del consumo entre embarazadas, que pasó de 15% en 2007 a 42% en 2012, valores que coinciden con un incremento significativo del peso de sus hijos al nacer. Según la exposición del presidente Tabaré Váz-quez el año pasado ante el Congreso Mundial de Cardiología y Salud Cardiovascular, en Uruguay, antes de la aplicación de dichas medidas, la prevalencia del consumo de tabaco era de las mayores en América Latina y los espacios cerrados de uso público eran de los más contaminados por humo de tabaco del mundo.

Vázquez recordó en su charla que se estimaba que antes de 2005 había 6.000 fallecidos a causa de la exposición al humo de tabaco y enfermedades conexas, y valoró que el Plan de Acción Quinquenal 2015-2020 incluye la meta de una reducción en 20% de la prevalencia del consumo de tabaco en adultos en Uruguay. De todas formas, según datos de la OMS de 2014 Uruguay es uno de los países del mundo donde más se fuma, lo cual explica la alta tasa de casos de cáncer de pulmón aún al día de hoy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)