Se dan por año entre uruguayos por no moverse el mínimo indicado

Media hora de ejercicio evitaría 200 muertes

Si cruzó la barrera de los 30 y le cuesta aunque sea salir a dar una vuelta a la manzana, quizás, al final de esta nota, revise si no valdría la pena invertir por lo menos media hora del día en la salud de su corazón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Hacer actividad física puede llegar a prolongar hasta 4 años de vida".

En Uruguay, solamente la práctica de actividad física moderada podría evitar entre 150 y 200 muertes por enfermedad coronaria al año. Así lo reveló a El País Mario Zelarayán, presidente de la Comisión honoraria para la salud cardiovascular. Por actividad física moderada se conoce el practicar 30 minutos diarios de un ejercicio deportivo.

Dicho en otras palabras, el año pasado entre 150 y 200 personas podrían haberse salvado si hubieran integrado a su rutina una práctica que, a cientos de adultos jóvenes y mayores en Uruguay, da pereza o no resulta tan necesaria como dicen los médicos.

La cifra representa una muerte cada dos días por no caminar media hora.

Zelarayán hizo su apreciación en relación a un trabajo de especialistas argentinos según los cuales hacer poca actividad física explica el 17% de las muertes por causas cardiovasculares en la vecina orilla, en la población entre 30 y 70 años de edad.

Dadas las dimensiones de Argentina, el porcentaje equivale a 7.278 personas que mueren debido a la enfermedad coronaria o un accidente cerebrovascular (ACV) isquémico y podrían haberlo evitado.

Zelarayán apuntó que las muertes anuales en Uruguay descenderían a 800 cada año si se tomaran precauciones ante los problemas cerebrovasculares, el cáncer de pulmón, de recto y la diabetes. En todos estos casos hay hábitos de vida que aumentan el riesgo. El médico basó su consideración en un trabajo publicado en The Lancet en el año 2012.

Inmóviles.

El estudio en la vecina orilla fue realizado por del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), afiliado a la Universidad de Buenos Aires. "Nuestro análisis sugiere que caminar por lo menos 30 minutos a paso rápido 5 días a la semana reduciría la mortalidad por enfermedad cardiovascular a cualquier edad, en particular en las mujeres y en la población menor de 70 años", indicó Rosana Poggio, cardióloga del Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para el Cono Sur (Cesacas).

Hay "altas tasas de inactividad física. La falta de tiempo libre es la excusa principal de los sedentarios. Por otro lado, los médicos no recomiendan el ejercicio como deberían hacerlo", opinó Roberto Peidro, vicepresidente de la Fundación Argentina de Cardiología.

En un comunicado, el especialista opinó que el estudio "demuestra que el impacto del sedentarismo en la mortalidad por enfermedad cardiovascular es significativo".

"La inactividad física mata tanta gente como el tabaquismo (5.300.000 frente a los 6.000.000 de tabaquismo) por año en el mundo", precisó Zelarayán.

El médico uruguayo agregó otro dato y precisó que casi la mitad de las personas inactivas desarrollarán una enfermedad coronaria (43%) de menor a mayor grado. "La tercera parte de los que sufren una muerte por infarto al corazón son inactivos", indicó el presidente de la Comisión honoraria para la salud cardiovascular.

Realizar una actividad física moderada (150 minutos a la semana) puede prolongar hasta cuatro años de vida, solo por esta causa, agregó Zelarayán.

Los especialistas coinciden en que si la población que hace menos de una hora diaria de ejercicio alcanzara esa meta de 60 minutos, considerada el umbral que evita más muertes, se podría prevenir, aún más decesos por problemas cardiovasculares tanto en Argentina como en Uruguay y la región.

En torno al 50% de los mayores de 30 hace menos de media hora diaria de actividad física.

Para Roberto Peidro, de la Fundación Argentina de Cardiología, hay motivos que pueden influir en la baja de la actividad física, cuando se trata de las mujeres: "Las múltiples ocupaciones (el trabajo y el hogar), la menor cantidad de tiempo que las niñas le dedican a los deportes, en comparación con los niños, y la dedicación al cuidado de la salud de la familia" pueden estar dejando su marca, consideró el especialista.

Michel Komajda, ex presidente de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por su sigla en inglés), elogió los resultados del estudio y recordó que está demostrado que la actividad física regular beneficia la salud cardiovascular.

"Las conclusiones muestran que el bajo nivel de actividad física es común en la región y que la actividad física regular previene muertes por causas cardiovasculares, en general relacionadas con la enfermedad coronaria más que con el ACV", indicó Komajda, que dirige el Programa de la ESC en la Argentina.

Peidro señaló que faltan políticas para alentar a la población a moverse más: "Las sociedades científicas, los profesionales de la salud y el Estado deben trabajar para resolver el problema del sedentarismo y mejorar la duración y la calidad de vida", indicó.

"Invertir en actividad física es generar salud (menos enfermedad y mortalidad) pero además recursos", recordó Zelarayán. "Por cada dólar que se invierte en actividad física se gastan dos dólares menos en medicamentos", aseguró el especialista, quien es médico personal del presidente Tabaré Vázquez. En base a LA NACIÓN/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)