CIENCIA

Luke, el primer brazo robótico en el mercado

Se llama LUKE, y es uno de los modelos más avanzados en el segmento de las prótesis biónicas. Estará disponible a la venta antes de fin de año.

Hace cuatro años, el dispositivo recibió el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), y cuenta con la aprobación para su venta. Con una combinación de motores, sistemas electrónicos y baterías, el brazo robótico desarrollado por DEKA fue probado en 100 voluntarios, con más de 10.000 horas de uso y en la rehabilitación de 50 veteranos de guerra.

"Este feedback nos permitió crear uno de los diseños de prótesis de brazo más avanzados a la fecha", dijo el inventor Dean Kamen en un comunicado.

LUKE, en clara referencia al protagonista de Star Wars que utiliza un implante tras la pérdida de su brazo, funciona con unos electrodos que se colocan en el miembro amputado e identifican las señales eléctricas que proporcionan los músculos del hombre. Por ejemplo, cuando se flexiona un brazo, la prótesis cambia de posición adaptándose al movimiento que el usuario quiera realizar. Además, el brazo es resistente a la lluvia y al polvo, por lo que puede usarse fuera de casa, según la agencia Europa Press.

El nuevo dispositivo tiene un grado de flexibilidad y de movimiento mucho mayor que las prótesis clásicas, ya que permite al usuario llegar incluso a tocarse detrás de la espalda. Los cuatro motores que incorpora la mano permitirán recoger con seguridad cualquier cosa, ya que los sensores en los dedos permiten aumentar la fuerza. Por su diseño complejo y la combinación de diversos componentes, algunos analistas del sector estiman que será más costoso que los implantes creados con impresoras 3D, más simples y económicos. Existen experiencias que buscan llevar estas soluciones a niños cuyas familias no pueden pagar una prótesis ortopédica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)