reconstruyeron frases completas que pacientes iban leyendo con su mente

Lograron "leer" el cerebro

Científicos alemanes lograron reconstruir frases completas "leyendo" el cerebro. El experimento se realizó con pacientes con epilepsia. En el estudio, trabajaron con pacientes a los que colocaron una red de electrodos en la corteza cerebral.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Por primera vez hemos podido observar el cerebro cuando habla"

A través de los electrodos midieron la actividad cerebral mientras leían determinados textos que eran conocidos por ellos, lo que permitió crear una base de datos con los impulsos y vincularlos a 50 sonidos diversos. Entre las posibilidades que abre esta investigación está el lograr conversar con los pacientes que sufren del llamado "síndrome de enclaustramiento", en el cual las personas están plenamente conscientes, pero no pueden darse a entender.

Un equipo de científicos alemanes logró por primera vez "leer" directo del cerebro los sonidos, palabras y frases completas que está leyendo una persona mediante el registro de las ondas cerebrales.

"Se ha especulado durante mucho tiempo si es que los humanos podrían comunicarse con las máquinas solo a través de la actividad cerebral", dice la profesora de informática e investigadora principal del estudio, Tanja Schultz, sobre el logro de los investigadores del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT). "Por primera vez hemos podido observar el cerebro cuando habla", agregó quien dirige el Laboratorio de Sistemas Cognitivos del KIT.

El experimento se llevó a cabo con siete pacientes epilépticos en Estados Unidos. A cada uno se le colocó una red de electrodos en la corteza cerebral, procedimiento que ya es-taban recibiendo como parte de un tratamiento para su enfermedad.

Base de datos.

A través de los electrodos se les midió la actividad cerebral mientras leían determinados textos que eran conocidos por los científicos, lo que permitió crear una base de datos con los impulsos y vincularlos a 50 sonidos diversos.

Finalmente, los algoritmos de reconocimiento automático de la voz permitieron al equipo de investigadores entender lo que decían los pacientes solo basándose en los impulsos cerebrales que habían registrado.

"Logramos resultados impactantes que, si bien distan aún mucho en precisión del reconocimiento acústico del lenguaje, se sitúan claramente por encima de un reconocimiento casual", explicó Schultz.

La base del proyecto elaborado durante cuatro años es la muestra de los siete pacientes hablando un máximo de cinco minutos cada uno. Una base de datos reducida, por el momento. Los científicos quieren por eso extender sus análisis.

Además de mejorar la comprensión de los procesos del lenguaje, el llamado Brain-to-Text (Cerebro a texto) podría representar un buen punto de partida "para posibilitar, en el futuro, la comunicación con pacientes afectados por el llamado síndrome de enclaustramiento". Los pacientes en esa condición están plenamente conscientes, pero por una parálisis muscular total no pueden darse a entender.

El equipo multidisciplinario advierte que hasta ahora se ha trabajado con pacientes que vocalizan el texto, pero el siguiente paso es "leer" lo que piensan.

Estado vegetativo.

El avance del Instituto de Tecnología de Karlsruhe de Alemania también podría tener aplicaciones para las personas que se encuentran en estado vegetativo.

Investigaciones que se realizan en distintas partes del mundo buscan entender qué ocurre en las redes neuronales de estos pacientes y cómo establecer alguna comunicación con ellos.

Casos como el del cantante Gustavo Cerati —que permaneció más de cuatro años sumido en una profunda ausencia tras un accidente cerebrovascular—, o el del excampeón de fórmula 1, Michael Schumacher, en estado vegetativo desde que se golpeara la cabeza esquiando en diciembre de 2013, conmueven de tanto en tanto a la opinión pública y despiertan un sinnúmero de preguntas.

Hace poco más de una década se pensaba que el cerebro en estado vegetativo estaba en un estado permanente de desconexión, que no respondía a nada. "Hoy la idea es que está afectado de forma diferenciada y que ciertos estímulos complejos pueden hacer que zonas distantes en el cerebro se comuniquen entre sí", señala Gonzalo Rivera, kinesiólogo y estudiante de doctorado en Ciencias Biomédicas del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica.

Esto ayudaría a establecer intervenciones que permitan mejorar su condición, estiman los especialistas.

Avances en los estados vegetativos.


Tras ver a cerca de 60 pacientes en estado vegetativo, científicos del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (Chile) enfocaron su estudio en 13 de ellos, a quienes hicieron registros electroencefalográficos. En algunos detectaron señales y áreas que se activaron ante estímulos sensoriales de diversa complejidad.

Uno fue Osvaldo González, exjugador que se mantuvo durante 15 años en estado vegetativo luego de ser atropellado en 1999. "Al principio divagaba mucho, hablaba..., pero con los meses se fue apagando la comunicación y quedó en absoluto silencio", recuerda su esposa, Nancy Cid.

Osvaldo, quien falleció en agosto del año pasado fue uno de los pacientes que participaron en el estudio del BNI. "Uno como familiar siempre quiere escuchar de alguna posibilidad de rehabilitación o descubrir qué hay más allá de ese silencio en que está", dice Nancy.

Aunque queda mucho camino por recorrer, a nivel mundial hay avances. Algunas personas en estado vegetativo o de mínima conciencia han reaccionado ante la estimulación de núcleos del tálamo, zona clave del cerebro.

SABER MÁS

“Por primera vez pudimos verlo al hablar”


Tanja Schultz. Investigadora del Instituto de Tecnología de Karlsruhe, Alemania.

Se ha especulado durante mucho tiempo si es que los humanos podrían comunicarse con las máquinas solo a través de la actividad cerebral. Por primera vez hemos podido observar el cerebro cuando habla mentalmente.”

Logramos resultados impactantes que, si bien distan aún mucho en precisión del reconocimiento acústico del lenguaje en su totalidad para todas las personas, se sitúan claramente por encima de un reconocimiento casual”.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)