SALUD

El llanto de los bebés busca retrasar el nacimiento de un hermanito 

El comportamiento de los niños que exigen ser amamantados se debe, en parte, a los beneficios anticonceptivos de retrasar el nacimiento de un hermano, según científicos.

La reacción del llanto tiene como objetivo su supervivencia, en cuanto a atención y alimentación. 

  •  
El Mercurio/GDAmar abr 15 2014 19:00

Una de las principales quejas de los padres es el llanto de los bebés en las noches, algo que aumenta en el segundo semestre de vida.
Los niños lloran para ser amamantados, pero no lo hacen solo porque tengan hambre.

Según explica el profesor David Haig, biólogo evolucionista de la Universidad de Harvard, los niños están programados para llorar de noche.

"Se despiertan por la noche para succionar debido a los beneficios nutricionales de la leche, pero también por los beneficios anticonceptivos de retrasar el nacimiento de un hermano. Creo que el efecto de la vigilia es principalmente retrasar el regreso de la madre a la fertilidad".

Para Haig, tomar pecho en la mitad de la noche "es una adaptación de los niños para extender la amenorrea de la madre, y así retrasar el nacimiento del próximo hijo". Haig acaba de publicar un largo análisis al respecto en Evolution, Medicine and Public Health, donde explica, además, que los niños alimentados con suplementos se despiertan menos en las noches que los que son amamantados.

"La conducta de los niños busca suprimir la función ovárica en las madres, porque los niños se benefician del retraso del próximo nacimiento. La fatiga materna puede ser vista como una parte integral de la estrategia de un bebé para extender el intervalo de nacimientos", se lee en el estudio.

Según su investigación, mientras menos tiempo transcurre entre el nacimiento de un hijo y otro, aumentan las probabilidades de mortalidad infantil -especialmente en lugares con menos recursos-, por lo que el comportamiento de los niños ayudaría a su supervivencia. 

Desde los siete meses los niños pueden tener llantos falsos, con el único objetivo de obtener atención de su mamá. Según un estudio presentado este año por psicólogos de la Universidad del Sagrado Corazón de Tokio, este llanto no es negativo, ya que permite aumentar la relación entre padres e hijos.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.