SALUD

El lado positivo de ser madre a los 40

Hijos con mayor educación y más sanos son algunos de los beneficios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo.

Mirar el retraso de la maternidad con otro lente fue la idea de Mikko Myrskylä, director del Instituto Max Planck para la Investigación Demográfica, y Kieron Barclay, del London School of Economics.

La investigación que hicieron partió de la siguiente premisa: si una mujer que nació en 1950 tiene un hijo a los 20 años, el niño nacerá en 1970. Pero si la misma mujer tiene un hijo a los 40 años, el niño nacerá en 1990. "Esos 20 años hacen una gran diferencia", dice Mikko Myrskylä.

Según explica, un niño nacido en 1990 tiene, por ejemplo, mayores posibilidades de ir a la universidad que una persona que nació 20 años antes.

Para el estudio, analizaron los datos de más de 1,5 millones de hombres y mujeres suecos que habían nacido entre 1960 y 1991. Así, compararon la edad de la madre al momento de dar a luz con la estatura, el buen estado físico (factores que predicen buena salud) y los años de educación de los hijos.

De esta forma, descubrieron que las mujeres que habían retrasado su maternidad —incluso hasta los 40 años, o más— tenían hijos más altos, obtenían mejores resultados en el colegio y tenían más posibilidad de ir a la universidad.

"Por ejemplo, si se compara a dos hermanos que nacieron con décadas de diferencia, en promedio, el niño que nació cuando la madre ya había cumplido los 40 años pasa más de un año extra en el sistema educacional que su hermano nacido cuando la madre era una veinteañera", dice el estudio publicado en Population and Development Review. Para la investigación analizaron hermanos con los mismos padres biológicos.

"Generalmente a los papás se les advierte sobre los riesgos asociados a una maternidad tardía, pero están menos conscientes de los efectos positivos", dice Myrskylä.

Opciones varias.

A Patricio Donoso, jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de la Clínica Alemana (Chile) el estudio le parece interesante, porque muestra una cara más amable de la maternidad a mayor edad, "un tema que a nosotros nos toca ver mucho: cada vez, más parejas buscan tener hijos después de los 40".

Sin embargo, recuerda que los riesgos no se pueden pasar por alto y los padres deben estar informados. "Que el hijo tenga más posibilidades de tener síndrome de Down es un hecho que ya muchos conocen. Pero también hay más riesgo de hipertensión arterial, de un bebé con bajo crecimiento y de mortalidad perinatal, entre otros problemas. Todo eso aumenta en el embarazo sobre los 40 años, y especialmente sobre los 45. Pero no todas las mujeres son iguales, y es necesario evaluar caso a caso", explica.

Lo mismo opina Gerardo Vitureira, profesor adjunto de la Clínica Ginecotocológica B del Hospital de Clínicas de Uruguay.

"Es muy particular y muy individual. Hay que sopesar los riesgos con los beneficios. Si uno recomienda tener hijos, no recomienda hacerlo después de los 35, ni del los 40, pero si no te queda otra opción, bienvenido", apuntó.

Para Vitureira a los dos extremos de la edad fértil femenina se le pueden "el medio vaso lleno". En el caso de las adolescentes también podría decirse que tiene la ventaja de que estarán más tiempo de vida con sus hijos.

Sin embargo, según la ginecóloga Susana Aguilera, los riesgos para la mujer embarazada sobre los 40 años no son tan altos si no tiene una enfermedad crónica. Y, por otro lado, resalta el lado positivo de esperar unos años para ser mamá.

"A los 40 años, desde el punto de vista económico y de estudios, la mujer está más estable, y eso le va a entregar estabilidad y más posibilidades de desarrollo a ese niño". Además, muchas veces están más preparadas para ser madres, lo empiezan a buscar a esa edad, y están listas para entregarle lo mejor de cada una, consideró. (En base a El Mercurio/GDA)

UNA TENDENCIA A NIVEL INTERNACIONAL

La maternidad tardía es un fenómeno internacional en alza. Apenas en una década, en Reino Unido se duplicó el número de mujeres que tienen hijos pasados los 40 años. En España, ese crecimiento se dio en el lustro comprendido entre 1996 y 2001, y el 11% de las parejas tienen su primer hijo cuando la mujer ya ha atravesado 35 primaveras. En Estados Unidos, el segmento de mujeres de 35 a 40 años crecerá un 42% por ciento, y los nacimientos en madres de esta edad aumentarán 37% según el estudio Potencial reproductivo en la mujer madura, que firman Gindoff y Jewelewicz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)