inn content para ivy thomas

Ivy Thomas, el inglés como una herramienta para toda la vida

Ivy Thomas cuenta con un reconocido programa de idioma, que combina la preparación de exámenes internacionales con actividades recreativas

Ivy Thomas
Alumnos del Ivy Thomas frente al Palacio de Buckingham,  durante el viaje de egresados a Gran Bretaña.

Un inglés sólido y fluido, más que un atributo en todo currículum, es una verdadera puerta de entrada a un mundo cada vez más globalizado. En este contexto, María Muniz y Yolanda Goldaracena, coordinadoras del Departamento de Inglés en preescolares, primaria y secundaria del Ivy Thomas, explican cómo se desarrolla la educación en este centro educativo, así como las oportunidades y desafíos a los que se enfrentan sus alumnos.

El centro, ubicado en la calle Roque Graseras del barrio Pocitos, cuenta con alrededor de 600 alumnos entre preescolar, primaria y secundaria hasta cuarto año. Para entender la importancia del inglés para el Ivy Thomas, hay que remontarse a sus orígenes en 1939, cuando una joven maestra llamada Ivy Thomas fundó el Windsor School. Este fue un colegio con énfasis en la enseñanza del inglés, que rápidamente adquirió prestigio por su calidad. Veinte años más tarde, Elizabeth Thompson de Borrás, hija de la fundadora, transformó el Windsor en el Ivy Thomas Memorial School.

Desde entonces, la apuesta al idioma inglés es una de las principales características del Ivy Thomas, cuya propuesta académica se basa en el doble horario. Combina el programa tradicional de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) con la currícula internacional de la Universidad de Cambridge, complementados por actividades de corte artístico y deportivo.

El método aplicado en la etapa preescolar es la inmersión natural, donde los niños están expuestos al inglés desde sus primeros años a través del juego. Entre los 4 y los 8 años los niños se inician en lecto-escritura mediante la metodología Read Write Inc., utilizada en seis de cada diez escuelas de Inglaterra.

Ivy Thomas
Yolanda Goldaracena y María Muniz, coordinadoras del departamento de Inglés del Ivy Thomas.

“La educación en idiomas tiene una parte estructurada, de repetición, pero con un fuerte componente recreativo, y por eso los niños disfrutan mucho la etapa de iniciación en la lecto- escritura. Aprenden las combinaciones grafema-fonema a través de juegos, cantos y versos. Lo ejercitan leyendo en pares, y esta metodología les permite enfrentarse de manera competente a textos muy diversos desde una edad temprana”, explicó María Muniz.

A medida que crecen, el inglés acompaña materias tradicionales como literatura, geografía e historia, muchas veces con los mismos materiales que se utilizan en Gran Bretaña. “Lograr que los chicos piensen en inglés es un largo recorrido, que se desarrolla a lo largo del período preescolar, el de primaria y secundaria. Al finalizar el liceo, los resultados de los exámenes son el reflejo de un camino exitoso”, afirma Muniz.

Perfil internacional

A lo largo de su educación, los alumnos del Ivy Thomas tienen la posibilidad de preparar distintos exámenes avalados por la Universidad de Cambridge, que permiten certificar su nivel y seguir avanzando; una evolución que finaliza en cuarto año de liceo, con la preparación del International General Certificate of Secondary Education, o como mejor se lo conoce: el IGCSE.

Esta es una de las certificaciones más reconocidas del mundo, que evalúa a los alumnos en distintas disciplinas. En el Ivy Thomas los estudiantes tienen la posibilidad de preparar las siguientes materias: English, Spanish, ICT, Maths, Chemistry, History, Literature, Business Studies y Physics, que complementan la formación recibida en estas áreas en español. Los alumnos pueden optar por rendir las materias en forma individual o completar siete. Si escogen esta modalidad, obtienen un certificado que los habilita para seguir el bachillerato internacional.

“Lo más importante de los exámenes internacionales no es que los alumnos obtengan un diploma, sino el crecimiento que implica a nivel personal. Son una instancia de desafío y superación, donde los chicos aprenden a organizar sus tiempos, equilibrar sus debilidades con sus fortalezas, y también a enfrentar los nervios. Es una experiencia que los prepara para el futuro”, afirmó la coordinadora de inglés en Secundaria, Yolanda Goldaracena.

Todo este aprendizaje es acompañado de plataformas virtuales, ya que el colegio proporciona un iPad a cada alumno de secundaria, con el objetivo de optimizar la enseñanza con la integración de tecnologías móviles en el aula.

Ivy Thomas
Las aulas en el Ivy Thomas combinan los métodos tradicionales con las plataformas virtuales.

Otro aspecto a destacar es que la influencia del inglés no se limita a las propuestas académicas sino que, además, se incorpora en las actividades recreativas. De hecho, uno de los eventos más importantes del año en el Ivy Thomas es el musical, que se desarrolla en inglés y en el que participan más de 150 alumnos de todas las edades. Para este año, el grupo de teatro del colegio está preparando “Matilda”, basada en el libro de Roald Dahl. Esta se presentará el próximo 9, 11, 12 y 13 de octubre en el teatro Movie.

Este acercamiento a la cultura británica se cierra con el viaje de egresados, donde los alumnos de cuarto de liceo realizan un recorrido de 20 días por Gran Bretaña, que incluye ciudades como Londres, Cambridge, Liverpool, York y Edimburgo. Así, con esa experiencia inolvidable, cierran su ciclo en la institución.

“El objetivo de esta educación con un perfil internacional es formar alumnos creativos, que puedan interactuar en un mundo cada vez más multiétnico y plural. No se trata solo de enseñar inglés, sino de formar ciudadanos con una mente abierta para poder argumentar y formar su propia opinión y, sobre todo, desarrollar un espíritu crítico que despierta el deseo de aprender más”, concluye Goldaracena.

Sede Camino Los Horneros

Con el objetivo de brindar una nueva opción a las familias que viven por la zona de Carrasco, Parque Miramar y Ciudad de la Costa, Ivy Thomas inaugura el año que viene una nueva sede en Camino de los Horneros, donde se encuentra su campo de deportes. El edificio contará con 24 aulas, un área acondicionada para preescolares, patio, gimnasio cerrado, biblioteca, laboratorio y oficinas; instalaciones similares a las del colegio en Pocitos. En 2018 se abrirán los primeros grupos para preescolares hasta Preparatory, y en los próximos años se irán añadiendo grados a medida que avanzan las generaciones.

ivy Thomas
Render de la nueva sede en Camino de los Horneros.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)