Respuesta

¿Por qué los humanos derramamos lágrimas de emoción?

Las lágrimas emocionales son únicas de la especie humana y su origen sigue siendo investigado por los científicos.

bebé llorando
Foto: Pixabay

La ciencia todavía no tiene una respuesta definitiva para las razones detrás del llanto de las personas, aunque sí hay varias ideas coherentes que parecen explicar el porqué de este comportamiento, situación que abordará esta nota.

Llanto y lágrimas, dos cosas distintas

Los seres humanos producimos lágrimas como una respuesta a un agente químico o cuerpo extraño que irrita los ojos, o para lubricar la superficie ocular, situación que también se produce en otras especies animales.

Sin embargo, lloramos y también derramamos lágrimas frente a una situación emocional intensa o ante el dolor físico, algo que no se repite en ninguna otra especie.

Es por eso que las lágrimas suelen dividirse en tres tipos distintos, siendo las basales la primera categoría. Aquí se refiere básicamente a la secreción de lágrimas para mantener el ojo lubricado y libre de polvo como se mencionaba arriba.

En segundo lugar están las lágrimas reflejas, que se producen en situaciones como el cortar cebolla o cuando alguien se frota el ojo con alguna sustancia ácida o picante. El efecto de los gases lacrimógenos también se encuentra en esta categoría.

Finalmente, están las lágrimas psíquicas, que se producen por el dolor agudo, la tristeza o la felicidad. Es este tipo el que nos interesa particularmente en este contexto.

Teorías e ideas
En muchos casos, las lágrimas fueron consideradas una señal de debilidad, particularmente entre los hombres e incluso Charles Darwin llegó a considerarlas “sin propósito” en su libro “La expresión de las emociones en el hombre y los animales”.

Paradójicamente, en esta publicación Darwin señalaba la importancia de la comprensión de los gestos entre semejantes para el “bienestar” de las personas, pero desde su perspectiva, llorar seguía siendo algo inútil.

Los investigadores modernos tienen una opinión distinta, pues creen que el llanto tiene su origen como un recurso de supervivencia y entre ellos se encuentra el neerlandés Ad Vingerhoets, autor de un estudio llamado “El impacto social de las lágrimas emocionales”.

Uno de los secretos del éxito de los humanos es su adaptabilidad y para ello una infancia sumamente prolongada es clave, debido a que consiste un periodo de gran aprendizaje y desarrollo cognitivo. La contraparte es que el ser humano es sumamente frágil en esta etapa.

“La infancia humana es un periodo muy vulnerable porque los niños siguen siendo ampliamente dependientes de los adultos y especialmente en esta fase de la vida las lágrimas son fundamentales para obtener el cuidado, protección y amor necesarios de adultos específicos para hacer el desarrollo posible”.

Muchos animales tienen como recurso alternativo en su infancia el llanto vocal —también presente en las personas— para llamar la atención de sus protectores, pero las lágrimas tienen una ventaja adicional.

“La gran ventaja de las lágrimas silenciosas es que esta llamada por ayuda específica puede ser dirigida al individuo sin mostrar debilidad a otros, incluyendo depredadores y atacantes”, explica el investigador holandés.

Para la psicóloga británica Claudia Hammond, autora del libro “Torbellino emocional”, la concepción darwiniana original también es vista de forma distinta por sus colegas, pues se trata de una herramienta social útil.

“Muchos psicólogos piensan que es una forma de comunicación y que, si lloras usualmente la gente simpatiza contigo, o si te están maltratando, llorar les hace saber que están yendo demasiado lejos”, contó Hammond en 2016 en la cadena BBC.

Michael Trimble, neurólogo y profesor del University College de Londres, es autor del libro “Por qué a los humanos les gusta llorar” y señala que las lágrimas pueden llevar a que alguien más haga suyas las emociones de quien llora.

“La lágrima también muestras a los demás que somos vulnerables”, explica Trimble. “Las mismas áreas del cerebro se activan por ver a alguien emocionado como si se despertaran las emociones en uno mismo”, añadae.

Cambia según la edad
Las causas para las lágrimas en muchos casos varían a lo largo de la vida, pero el dolor y la separación, así como también la impotencia, se mantendrán como constantes a lo largo de la existencia de cada individuo.

Por su parte, llorar por el dolor físico será una razón de gran importancia durante la niñez, mas terminará reduciéndose con el paso de los años. De forma inversamente proporcional, las lágrimas por empatía o sentimentalismo tendrán más presencia en la edad adulta.

Estas variaciones se deben en buena medida a las relaciones que el ser humano va realizando con sus semejantes.

“Cuando llegamos a la edad adulta las lágrimas se convierten en signos de exclamación, son una señal para nosotros mismos que nos recuerda sobre nuestra naturaleza ultra social y para expresar la importancia del buen funcionamiento social y moral”, dice Vingerhoets.

“No solo recibir ayuda es importante, sino también para proveer ayuda”, añade.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)