SALUD

La gripe en diabéticos es más peligrosa

Complicaciones como neumonías son más severas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Google.

Esta semana se celebró el Día Mundial de la Salud y el tema elegido fue la diabetes. En el marco de las actividades conmemorativas la Organización Mundial de la Salud y la American Diabetes Association (ADA) recordaron que las personas con esta enfermedad corren más riesgo de sufrir complicaciones graves por gripe, tales como neumonía, bronquitis, sinusitis y afecciones del oído.

Según la ADA, los diabéticos tienen alteraciones en el sistema inmunológico del organismo que los hacen más susceptibles a las infecciones; entre ellas, las causadas por el virus de la influenza.

Un estudio canadiense realizado durante la pandemia de influenza de 2009 reveló que los diabéticos tenían tres veces más riesgo de ser hospitalizados que el resto de las personas. Una vez en el hospital, según el trabajo, los diabéticos con influenza tenían cuatro veces más riesgos de ser internados en las unidades de cuidados intensivos (CTI).

Ante esto la ADA exhortó a los pacientes estadounidenses a que se vacunaran contra la gripe en la temporada invernal (el Ministerio de Salud Pública uruguayo comunicó que a fin de mes comenzará el período en el país). Asimismo, recomendaron a los familiares de las personas diabéticas recibir la vacuna contra la gripe para evitar los contagios entre los distintos integrantes.

"Cualquier infección en un paciente diabético va a tener peor evolución que en un paciente no diabético", remarcó Andrea Peloche, internista y diabetóloga uruguaya. "Tiene disminuida sus defensas, entonces su capacidad de defenderse de cualquier microorganismo es menor".

Por definición, indicó Peloche, la diabetes es un estado inflamatorio y eso altera la inmunidad, las defensas. "Por eso apuntamos a prevenir cualquier infección y, después, a tratarla lo antes posible".

Lo primero a tener en cuenta, aún antes de la vacunación, es controlar la diabetes y mantener un nivel adecuado de azúcar en sangre, recomendó la especialista, quien es expresidente de la Sociedad de diabetología y nutrición del Uruguay.

Al tener controlada la enfermedad las defensas aumentan y el cuerpo puede resistir mejor una infección gripal.

En cuanto a la vacunación contra la gripe en Uruguay, la especialista cuestionó que aún no haya comenzado. "Estamos llegando un poco tarde, la inmunización debería ser en marzo, antes de que empiecen los primeros fríos", objetó. De todas formas, coincidió en que los pacientes, sean niños o adultos, deben recibir la inmunización.

Peloche recordó asimismo que la vacuna "no protege 100%", pero hace que las personas generen anticuerpos para que, idealmente, no se enfermen si ingresa el virus a su organismo; y si esto sucede, que el efecto no sea tan grave.

Descontrol.

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre. La insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar el azúcar en la sangre. La enfermedad puede ser causada por muy poca producción de insulina, resistencia a esta o ambas.

En muchas ocasiones la gripe y los resfríos pueden causar náuseas, vómitos y diarrea, los cuales pueden hacer que los niveles de glucosa se eleven, complejizando el control de la diabetes.

Asimismo, si el paciente se deshidrata porque no come bien, no toma suficiente líquidos o como resultado de la diarrea y el vómito, sus niveles de glucosa bajarán demasiado, alterando nuevamente los niveles de azúcar necesarios.

Las infecciones, de por sí, pueden hacer que la glucosa en la sangre suba. Cifras internacionales estiman que las personas con diabetes están tres veces más propensas a morir por una enfermedad respiratoria derivada de la gripe que los que no padecen diabetes.

Por eso el tratamiento para estos pacientes consiste en medicamentos antivirales pero también en ajustar las dosis de insulina que reciben.

Los efectos de la diabetes en la población están aumentando en todo el mundo, y en particular en los países en desarrollo, indicó la Organización Mundial de la Salud en el comunicado oficial difundido esta semana.

Aunque hay pruebas de que una gran proporción de casos de diabetes y sus complicaciones se pueden prevenir con una dieta saludable, actividad física regular, peso normal y evitando el tabaco, estas medidas no se ponen en práctica, lamentaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)