INTERNET

Google corteja a China tras años de conflictos a través del juego del "Go"

Google, el buscador más popular de Internet y una de las mayores empresas del mundo, está bloqueado en China desde 2010, pero esta semana la compañía estadounidense ha intentado ganarse de nuevo a las autoridades del país con más internautas del mundo con algo tan sorprendente como un torneo de un juego mental.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gigante estadounidense quiere acercarse a China. Foto: EFE

El juego elegido es el go, un deporte mental inventado en China hace más de 2.500 años, según los entendidos mucho más complejo que el ajedrez y en el que fichas blancas y negras combaten por controlar el mayor espacio posible en un tablero de madera de 19x19 casillas.

En Asia Oriental sus maestros son grandes estrellas del deporte, y en este contexto, Google ha diseñado una inteligencia artificial, AlphaGo, dispuesta a retarlos.

En 2015 AlphaGo venció al campeón de Europa (el francés de origen chino Fan Hui), un año después derrotó al 18 veces campeón mundial Lee Sedol, de Corea del Sur, y esta semana la máquina ha viajado a la pequeña ciudad china de Wuzhen, donde el rival ha sido es el número uno mundial, el chino Ke Jie.

En Wuzhen, un bucólico pueblo de canales y casas tradicionales, AlphaGo ha vencido por ahora las dos primeras partidas y hoy sábado juega la definitiva, entre gran expectación tanto de aficionados a este deporte mental como de los científicos, por ver hasta dónde son capaces de llegar los últimos avances en inteligencia artificial.

Entre las personalidades que han viajado a China para ver el torneo está el presidente de Google, Eric Schmidt (también al frente de Alphabet, la firma que creó la multinacional para englobar todos sus negocios) y el "niño prodigio" Demis Hassabis, uno de los genios detrás de Alphabet.

El evento supone cierto regreso de Google a China después de una década de ausencia, a raíz de que en 2010 la firma anunciara el cierre de su buscador en chino (Google.cn) al acusar al régimen comunista de espiar cuentas de correo electrónico de Gmail a algunos de sus clientes, varios de ellos activistas y disidentes.

En consecuencia, los buscadores de Google en otros idiomas, que ya antes daba problemas si con él se intentaban buscar en China términos sensibles para el régimen, como "matanza de Tiananmen", pasaron a estar permanentemente bloqueados en el país con más internautas del mundo (700 millones en la actualidad).

La marcha de Google, que también sufre el bloqueo en China de Google Maps o de YouTube, benefició a sus rivales locales, como Baidu, que se mantiene como el buscador más popular de los chinos, o Tencent, otro gigante asiático del software.

Google decidió llevar la inteligencia artificial al juego del go al considerar que era uno de los mayores desafíos para la tecnología, al ser un juego mucho más intuitivo que el ajedrez, con menos claridad de estrategias y más complejidad matemática.

Por ejemplo, las posibilidades de movimientos al inicio de una partida de ajedrez son 40, y en el go 361; en el segundo lance, las jugadas ajedrecísticas posibles son 400, y en el go ya son 129.960.

En total, hay más partidas diferentes posibles de go que átomos hay en el universo.

El torneo de esta semana tiene por otro lado alto valor simbólico al celebrarse exactamente 20 años después de que el ordenador Deep Blue derrotara por primera vez al mejor ajedrecista mundial, entonces el azerbaiyano Garri Kaspárov, lo que ya entonces fue considerado el signo definitivo de que el cerebro artificial superaba al humano.

Los responsables de AlphaGo, sin embargo, señalan que los actuales avances que su creación está consiguiendo son algo muy diferente a lo logrado por Deep Blue, ya que aquella máquina era un simple ordenador programado con cientos de miles de partidas.

AlphaGo es en cambio una inteligencia artificial, algo que a finales de los 90 apenas era imaginable, capaz de aprender y mejorar, hasta el punto de ser capaz de llevar a cabo jugadas que sus programadores iniciales -algunos de ellos conocedores del go a un nivel sólo superficial- no eran capaces de imaginar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)