vea el video

Encuentran partituras perdidas de Mozart en biblioteca de Budapest

Se trata de cuatro páginas manuscritas del primer y segundo movimiento de la Sonata para piano número 11 en la mayor K331 dadas por perdidas desde hace dos siglos.

  •  
BUDAPESTANSAsáb sep 27 2014 15:49

Partituras originales de una de las obras más famosas de Wolfgang Amadeus Mozart, la Sonata para piano número 11 en la mayor K331, dadas por perdidas desde hace dos siglos, fueron halladas en una biblioteca de Budapest entre otros viejos papeles.

Se trata de cuatro páginas manuscritas con el primer y segundo movimiento de la sonata, que completan el único manuscrito original hasta ahora disponible, el del tercer movimiento, con la celebérrima Marcha Turca, conservado en el Mozarteum de Salzburgo.

Las páginas fueron reconocidas como auténticas por los expertos y el enigma que se abre ahora es cómo fueron a parar a Hungría, país donde Mozart nunca estuvo.

Quien encontró las partituras la Biblioteca Nacional Szechenyi de Budapest fue el director del departamento de Música, Balazs Mikusi.

Hace años, Mikusi, de 42 años, inició un reconocimiento sistemático de todo el material no catalogado.

Mikusi conoce la caligrafía de Mozart, pues ya tuvo en sus manos otros manuscritos, conservados en Salzburgo.

"Vi rápidamente que se trataba de un original y se me cortó la respiración", dijo Mikusi.

Balazs Mikusi, director del departamento de música de la biblioteca en la que se encontraron las partituras perdidas de Mozart. Foto: AFP.


Con respecto al interrogante de por qué las primeras cuatro páginas de la sonata fueron separadas de la quinta, y cómo ellas terminaron en Hungría, Mikusi deslizó dos posibilidades.

Según sus dichos, eso pudo tener que ver con que la familia aristocrática Szechenyi, que fundó la biblioteca en 1802, las tuvo en Viena, o acaso llegaron mucho más tarde.

El director de investigación del Mozarteum de Salzburgo, Ulrich Leisinger, y otros expertos han autenticado la originalidad de los manuscritos.

El original difiere en algunas notas y presenta algunas diferencias rítmicas respecto de las páginas hasta ahora conocidas en las ediciones tipográficas.

"Ahora conocemos mejor la intención de Mozart, entendemos mejor qué quería", dijo el conocido pianista húngaro, Zoltan Kocsis, quien interpretó hoy la sonata en el instrumento original para el que fue compuesta, el piano.

Muchos se reunieron para la ocasión, y tuvieron que esperar fuera por falta de espacio.

En las páginas, que fueron expuestas detrás de un vidrio, se ven algunas correcciones del autor.

El carácter de la pieza, sin embargo, no cambió.

"No tenemos que revisar nuestro punto de vista de la sonata bellísima, pero ahora vemos mejor", dijo, emocionado, el pianista.

Escuche la sonata: 

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.