CIENCIA

Drones que cuidan animales

Los usan para identificar y vigilar de día y de noche a especies amenazadas y sus potenciales enemigos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Industria premia a empresas que desarrollan proyectos innovadores. Foto: AFP

Rastrear colonias de orangutanes en Indonesia, censar lobos grises en Norteamérica y Europa, o seguir grandes mamíferos como rinocerontes y elefantes en el sur de África son tareas que pretende llevar a cabo un proyecto pionero que combina ecología y astrofísica para salvar especies amenazadas.

Para ello, investigadores ingleses están usando drones equipados con cámaras infrarrojas. La idea es medir los "perfiles de calor" que emanan de diferentes tipos de animales. "Cada especie tiene un perfil de calor diferente, que actúa como una huella dactilar térmica", cuenta Steven Longmore, astrónomo del Instituto de Investigación Astrofísica de la Universidad John Moores de Liverpool, quien lidera el proyecto.

Longmore explica que este proyecto surgió de una conversación de rutina con su vecino, Serge Wich, primatólogo y profesor de la Facultad de Ciencias Naturales de la misma universidad. Wich es cofundador del sitio conservationdrones.org, dedicado al uso de drones para la protección de animales.

"Serge me contó que habían comenzado a usar cámaras térmicas para el trabajo de conservación, pero que el análisis de esos datos no era tan bueno como el de los de longitudes de onda visibles", cuenta Longmore. "Como astrónomos hemos utilizado cámaras térmicas durante décadas para analizar datos de los telescopios, entonces nos vino la idea de combinar experiencias".

Y agrega: "Lo que ha resultado crucial en este trabajo es que las técnicas que hemos desarrollado para encontrar y caracterizar los objetos más distantes del universo son exactamente las que pueden usarse para encontrar e identificar animales en imágenes térmicas con drones".

Perfiles térmicos.

En los últimos años, el uso de drones equipados con cámaras ha permitido optimizar las tareas de conservación de especies en peligro.

Así se ha podido analizar desde el aire la densidad y distribución de poblaciones de animales, sus hábitats y los potenciales riesgos en el entorno, como la presencia de cazadores furtivos.

El problema es que como se trata de cámaras tradicionales, son útiles solo de día. De allí la utilidad de trabajar con cámaras infrarrojas.

"En principio podremos identificar especies y seguirlas en grandes áreas desde el aire por la noche, cuando estén más activas", precisa a este medio Johan Knapen, del Instituto de Investigación Astrofísica de Canarias, en España, quien también participa del proyecto.

Hasta ahora han trabajando con ciertas especies en granjas y parques zoológicos en el Reino Unido. "Queremos crear un registro de perfiles térmicos de diferentes animales que queremos observar en la naturaleza. Una vez que tengamos suficientes datos, podemos usar los drones en áreas más grandes e inhóspitas", agrega.

En principio, esperan poder usar la técnica para ayudar a algunas de las especies más amenazadas, como el rinoceronte.

"La belleza de este método es que podemos aplicarlo a cualquier animal de sangre caliente, una vez que hayamos medido su perfil de calor", cuenta Longmore. "Nuestro objetivo a largo plazo es extender el trabajo de conservación para tratar de ayudar a muchas otras especies en cualquier lugar del mundo".

Eventualmente, esta tecnología podría usarse también para luchar contra la deforestación ilegal, o para socorrer a personas en casos de desastre, o para rescates en el mar o la montaña, dice Knapen. "Bastan un dron y una buena cámara térmica. Esperamos que esta investigación ayude a abordar estos problemas".

No molestar.

Parte del proyecto implica también alterar lo menos posible el hábitat de estas especies. "Los drones pueden perturbar a los animales y esto es una preocupación", advierte a El Mercurio el primatólogo Serge Wich.

"Siempre tratamos de tener mucho cuidado; si vemos que los animales reaccionan de alguna manera, traemos al dron de vuelta. Hay mucho más trabajo que se necesita hacer en este campo, como definir buenas pautas para evitar tal disturbio. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que otros métodos de análisis (como ir en vehículos) también suelen molestar a los animales". No se debe dejar librado al azar ningún elemento.

Elefantes y especies protegidas.

ConservationDrones.org es un proyecto co-fundado y dirigido por Lian Pin Koh y Serge Wich. Según cuenta el sitio drones-argentina.com.ar Pin Koh es un biólogo conservacionista que ha trabajado en el sudeste de Asia durante los últimos 10 años. Wich es un biólogo especializado en primates que ha pasado los últimos 20 años al estudio de la ecología y la conservación del orangután en Indonesia. Su misión es compartir sus conocimientos para la construcción de aviones no tripulados de bajo costo para ayudar a los trabajadores e investigadores de conservación de los países en desarrollo a hacer su trabajo mucho más eficaz y de manera eficiente.

Actualmente hay sistemas de vehículos aéreos no tripulados comerciales altamente sofisticados en el mercado y en uso en la industria agrícola, militar, e incluso en la industria del cine. Pero la mayoría cuestan decenas de miles de dólares. En su lugar, decidieron adaptar un sistema de piloto automático de hardware/software desarrollado por una comunidad de aficionados y programadores (diydrones.com) para construir sus "Drones de Conservación". Su énfasis está en el bajo costo. El reto es la construcción de aviones no tripulados que cuesten no más que un par de binoculares de campo decentes. Estos aviones también podrían potencialmente ser adaptados para otras aplicaciones ambientales, aventuraron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)