alemania

Tiene 65 y dio a luz a cuatrillizos; es el único y primer caso en el mundo

En abril se conoció la noticia que estaba embarazada. Hoy los cuatro niños nacieron y tienen altas chances de sobrevivir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La portada de Bild con Raunigk y su embarazo. Foto: Bild.de

Una alemana de 65 años con 13 hijos y siete nietos dio a luz a cuatrillizos este domingo en Berlín, tras múltiples inseminaciones artificiales, un caso polémico y mediatizado que ha resucitado el debate sobre los embarazos tardíos.

Annegret Raunigk, una berlinesa profesora de inglés y ruso a punto de jubilarse, se sometió a estas múltiples inseminaciones artificiales en Ucrania. Ahora, Raunigk, quien no está en pareja, se ha convertido en la madre de cuatrillizos de más edad del mundo, según la cadena de televisión RTL, que negoció derechos exclusivos con ella.

Los bebés prematuros, tres varones y una niña, nacidos el martes por cesárea al término de 26 semanas de gestación, fueron puestos en incubadoras pero tienen "muchas posibilidades de sobrevivir", según un comunicado de RTL.

"Sin embargo, los bebés, por comparación con un nacimiento normal en la 40ª semana de embarazo, no están aún completamente desarrollados. Por tanto no se pueden descartar totalmente eventuales complicaciones", indica la cadena.

Annegret Raunigk había efectuado múltiples intentos en Ucrania con un donante y una donante anónimos. El último intento fue un éxito ya que los cuatro óvulos implantados fueron fecundados.

Pese a las condiciones excepcionales, "el embarazo se produjo sorprendentemente sin problemas", asegura RTL, basándose en los médicos que se encargaron del caso.

Esta mujer elegante, de cabellos pelirrojos y que porta unas finas gafas, ya ha tenido otro embarazo tardío. En 2005, cuando entonces "solamente" tenía 55 años, dio a luz a una niña.

Precisamente para satisfacer un deseo de su última hija decidió volver a intentar una inseminación artificial, como ella misma explicó. Los demás hijos de Annegret Raunigk, nacidos de cinco padres diferentes, ya han dejado el domicilio materno.

Incluso antes de nacer, Neeta (655 g, 30 cm), Dries (960 g, 35 cm), Bence (680 g, 32 cm) y Fjonn (745 g, 32,5 cm) suscitaron un gran interés mediático en Alemania. Hay que decir que la cadena de televisión privada, que difunde emisiones de telerrealidad y concursos, rápidamente se hizo con los derechos exclusivos de esta rocambolesca historia.

Fue RTL la que reveló este embarazo el pasado mes de abril.
Tras haber seguido a Annegret Raunigk estos últimos meses bajo forma de un "diario del embarazo", RTL ha prometido seguir con la historia, aunque asegura que no se han realizado filmaciones en el hospital donde nacieron los bebés.

No es la primera vez que la mujer firma un contrato con el grupo RTL. Hace diez años, ya negoció un contrato de exclusividad con la cadena y con el diario Bild cuando nació su hija.

Entrevistada en abril, la sexagenaria madre desechó las críticas sobre su falta de responsabilidad, en particular por el hecho de que tendrá más de 70 años cuando los niños vayan al colegio. "Nunca se sabe lo que va a ocurrir. También pueden ocurrir cosas cuando se tienen 20 años" alegó, y afirmó que a cada cual le corresponde decidir si quiere ser progenitor.

"Los niños me permiten seguir siendo joven", alegó además Annegret Raunnigk. En los últimos años, varios casos de embarazos tardíos han generado interés y debate. Por ejemplo, la muy popular cantante italiana Gianna Nannini dio a luz en 2010 a una niña a la edad de 56 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)