inn content para pilsen

Más de 10 mil personas celebraron el Día del Patrimonio junto a Pilsen

La cervecería abrió las puertas de su Museo y recibió a los visitantes con un festival que reunió a más de 250 artistas

Pilsen festejó el Patrimonio con varias actividades. Foto: Emily Viera 
Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio, con propuestas que incluyeron músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros.
Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio, con propuestas que incluyeron músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros. Foto: Emily Viera
Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio, con propuestas que incluyeron músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros. Foto: Emily Viera
Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio, con propuestas que incluyeron músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros. Foto: Emily Viera
Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio, con propuestas que incluyeron músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros. Foto: Emily Viera
Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio, con propuestas que incluyeron músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros. Foto: Emily Viera

Con una invitación a realizar un viaje vivencial al pasado para conocer el origen de la cerveza y adentrarse en las claves de su elaboración, Pilsen abrió las puertas de su cervecería en el Día del Patrimonio y recibió a más de 10 mil personas en una celebración que los atrapó en una fusión de historia y arte.

Músicos, bailarines, malabaristas, acróbatas y graffiteros compusieron un caleidoscopio artístico en las calles aledañas a Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC), en una fiesta al aire libre con variadas propuestas gourmet, que se extendió desde el mediodía hasta el atardecer.

En las puertas de la cervecería, los maestros cerveceros recibieron personalmente al público para conducirlos en un recorrido por las distintas fases que se deben seguir para elaborar un producto de primera calidad.

Hubo demostraciones con recipientes desarrollados a escala, en las que grupos de 30 personas pudieron apreciar las principales etapas del proceso cervecero y conocer los diferentes tipos de cebada malteada y los lúpulos que se utilizan.

“Pilsen es elaborada diariamente, lo que garantiza una máxima frescura en el momento del consumo. Esta cerveza es una lager dotada de aroma, amargor y sabor balanceados y apreciados por el consumidor uruguayo. Para lograrlo utilizamos cebada malteada nacional, variedad de lúpulos y una levadura exclusiva de la marca, respetando los parámetros de la receta original”, indicó el maestro cervecero Gustavo González Porley, gerente industrial de FNC.

Todo el proceso es controlado por un equipo comprometido, que asegura el cumplimiento de los estándares de excelencia que exige el producto en cada etapa.

Dentro de las tareas de estos expertos cerveceros se encuentra la degustación de cerveza desde que empieza hasta que termina el proceso, para que junto con los análisis que se hacen en los laboratorios se asegure a los consumidores que el producto está sensorialmente en perfectas condiciones, además de cumplir con todos los estándares de calidad.

El paseo cerró en el Museo Cervecero, que abre sus puertas al público únicamente en ocasiones especiales, como el Día del Patrimonio y la Semana de la Calidad de FNC, que este año coincidieron. El lugar tiene un espacio dedicado a la historia de la cerveza, desde la Mesopotamia y el antiguo Egipto pasando por la Edad Media hasta nuestros días. A esto se suma un mapa interactivo donde es posible ubicar las primeras cervecerías de Uruguay, comenzando por la original “La Popular”- fundada por el alemán Conrado Niding hace 151 años- y culminando en el actual emplazamiento de FNC.

Los equipos de análisis y seguridad utilizados en el siglo pasado, entre los que se cuenta un antiguo macerador de cobre, y botellas antiguas, están expuestos junto a cuadros e imágenes recogidas a lo largo de la rica historia de la cervecería.

Galería artística

Además de las visitas guiadas, Pilsen celebró la cultura nacional cerrando las calles Jujuy desde Santa Fe y Entre Ríos entre Paraguay y Mendoza. Esto permitió formar una galería artística donde se expusieron diversas vertientes del arte y la cultura nacional.

En una muestra de lo que fue la Conrado Bierfest, que en noviembre pasado hizo vibrar a la Rural del Prado, la marca volvió a demostrar su sintonía con la cultura nacional a través de una fiesta en la que transcurrieron diversos personajes, destacándose la alusión a Conrado Niding.

Foodtrucks, barras y escenarios callejeros convocaron a miles de personas, que durante todo el día desfilaron por calles enteramente decoradas en alusión a la cerveza, donde diversas plazas permitían sentarse a disfrutar del ecléctico espectáculo.

Una muestra de carruajes antiguos, activaciones simultáneas con acróbatas, malabares, tangos y comparsas fueron parte de una propuesta que reunió a más de 250 artistas. Dado que la temática del Día del Patrimonio fue “Cien años de La Cumparsita”, tres agrupaciones tangueras aportaron su talento. Un dúo de guitarra y bandoneón brindó su talento a tres parejas de baile, mientras que varios arrabaleros se acercaban a las mesas para entonar los clásicos del tango.

En el escenario principal, cinco bandas hicieron un recorrido por los diversos géneros de la música uruguaya. La murga Cayó la Cabra abrió al mediodía, seguida de Borsa Trosca, Milongas Extremas, un homenaje de Matías Rada a la histórica banda Tótem y Mala Tuya.

La fundación La Muralla acompañó abriendo sus puertas con actividades de escalado, camas elásticas y tirolesas.

El atardecer fue despidiendo a los visitantes, quienes disfrutaron de la frescura del chopp Pilsen y recogieron los conocimientos presentados por los maestros cerveceros.

“Pilsen lleva 151 años acompañando el gusto de los uruguayos. Por eso nos esforzamos al máximo para mantener su calidad y frescura y la respuesta es la confianza de la gente, que reconoce en Pilsen la excelencia en materia de cervezas”, concluyó González Porley.

historia

La calidad de una cerveza centenaria

Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) comenzó a elaborar sus productos en 1866, siendo pionera en la industria y manteniendo su vigencia. Hace 151 años fue el alma máter de la marca Pilsen, que en la actualidad integra el patrimonio nacional de los uruguayos y es reconocida en toda la región. Es la cerveza que ha acompañado los momentos de celebración y reunión de cada generación, un clásico que no pierde vigencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar