Ciencia

Descubren una rana que comía dinosaurios

La Beezelbufo Ampinga vivió en Cretácico Tardío y era capaz de devorar pequeños dinosaurios por su excepcional mandíbula.

Beezelbufo Amplinga
Beezelbufo Amplinga

Beelzebufo ampinga es el nombre científico de una rana gigante que habitó en la tierra en el Cretácico Tardío y que era tan fuerte que podía comer pequeños dinosaurios.

De acuerdo con Scientific Reports, investigadores Universidad Estatal Politécnica de California y la Universidad de Adelaida detallaron cómo era la rana de la prehistoria. Conocida como “rana diablo”, el anfibio medía cerca de 40 centímetros de largo y pesaba más de 4,5 kg. No obstante lo que destacaba era su “armadura y poderosa mandibula.

A través de una serie de experimentos, que incluyeron extrapolar la fuerza de la mandíbula de sus descendientes —las ranas Ceratophrys— al tamaño de estas ranas gigantes, los científicos llegaron a la conclusión de que la rana Beelzebufo tenía fuerza de mordida de hasta 2.200 Newtons, es decir unos 224 kg fuerza, algo equiparable a las poderosas tortugas toro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)