Tecnología

¿Quién lo creó?

El origen del silbido de Samsung que se escucha en todos lados.

La cámara, el procesador, la interfaz. Los fabricantes se esfuerzan en mejorar, año a año, estas áreas de sus dispositivos. Una parte a la que destinan el mismo esfuerzo, y no es tan conocida, es la de los sonidos que generan para avisar al usuario que le llegó un mensaje o llamada. Para ello, contratan a ingenieros de sonido, realizan investigaciones de mercado e investigan científicamente qué efectos psicológicos le producirían al consumidor.

Su resultado son sonidos que irrumpen en la cotidianeidad de millones, como el silbido que identifica los mensajes de Samsung.

Un silbido de cinco notas sale del celular. Poco después, se escucha en otro. A los minutos, se percibe en un tercero. Es el sonido que emiten los teléfonos inteligentes de Samsung cada vez que llega un mensaje. Los fabricantes de la tecnología mundial utilizan procedimientos sofisticados para realizarlos o contratan a expertos para cautivar consumidores.

Sus creaciones, que llegan a millones de personas inmediatamente, no parten de un esfuerzo solo creativo. Tienen mucho trabajo detrás. "Realizamos una amplia investigación sobre el aspecto psicológico en el diseño de cada elemento", expresó al portal Samsung Tomorrow el diseñador de sonido de la firma surcoreana Joongsam Yun.

Para llegar al "silbido" tan reconocido, el fabricante realizó estudios de mercado. Según publicó el diario británico The Guardian, estudiaron a 900 personas en América del Norte y Europa y a cada una le preguntaron cuáles eran las palabras que más asociaban a la empresa. Contestaron "innovador", "amigable" y "digno". Con esa información, se le pidió a Joongsam Yun, que lograra el "desarrollo de estas palabras en sonidos". Así surgió el silbido.

"Un sonido (para un equipo) tiene que ser hermoso y debe proyectar emociones. Aunque también debe tener un propósito para el dispositivo y ser útil para los usuarios", indicó Yun.

Apple, en tanto, contrató a una empresa para diseñar el sonido de la llegada de mensajes. El encargado fue Kelly Jacklin, quien utilizó "algo simple, pero que llamara la atención", según contó en su sitio Jacklin Studios. Para ello, utilizó el sonido de la marimba, un instrumento de percusión mexicano.

"Pensé que una sucesión de notas con sonidos muy claros y limpios servirían para romper el ruido de fondo en una casa o una oficina", comentó.

Microsoft también se ha esforzado en atraer a sus usuarios con sonidos "encantadores". Cuando lanzó su sistema operativo Windows 95, se comunicó con Brian Eno, un productor de grupos como U2 y Coldplay. Llegó a componer 84 piezas, relató el diario ABC de España, aunque lo que llamó la atención fue que, al poco tiempo de haberlos diseñados, admitió que los "hizo" en una Mac. "Nunca he usado una PC en mi vida, no me gustan", señaló. Luego de ese episodio, Microsoft decidió diseñar los sonidos en un departamento interno.

Mucha ciencia.

Los que crean este tipo de sonidos son expertos en "psicoacústica", una ciencia que estudia la percepción científica del sonido.

En general, "hacen un análisis de frecuencias donde observan que el cerebro pueda reaccionar de una manera u otra según lo que escucha", contó a El País Rodrigo Alzueta, diseñador de sonido que se graduó en la Vancouver Film School de Canadá en 2002 y viene trabajando en el tema desde hace 13 años. "Es un poco subliminal", opinó.

Al ser algo que va a estar en su cotidianeidad, lo estudian mucho. "No pueden ser grotescos porque sino podrían repeler", comentó Alzueta. El experto no ha trabajado para multinacionales que desarrollen este tipo de sonidos, pero conoce a un alemán que sí lo ha hecho.

La zona del cerebro a la que llegan los sonidos es la corteza temporal. "Se trata del primer chip que interpreta el sonido", cuenta Álvaro Cabanas, doctor en ciencias biológicas que hace nueve años estudia modelos matemáticos para entender cómo trabajan las neuronas. Lo que hace esa zona es analizar la "estructura física del estímulo"; es decir, si es un sonido natural o el de una persona o si es un mensaje, etcétera.

Luego, la información sigue recorriendo todo el cerebro para ir desentrañando qué provoca. Cabanas lo compara con una carrera de postas: un conjunto de neuronas va con cierta información (el silbido del mensaje de texto) y lo traslada a otro conjunto de neuronas que vuelve a interpretar la información (la predisposición a tomar el celular y abrir el mensaje).

Esos sonidos evocan experiencias sensitivas en determinados momentos de la vida. Por ejemplo, el sonido que hacía la conexión con un módem puede generar el recuerdo de todo lo que "maravillaba navegar en Internet" en determinada época, comentó Cabanas.

LOS SONIDOS.

Módem.

Este sonido, ya inexistente para la mayoría de los usuarios de Internet, reflejaba el momento de conexión a Internet con llamada digital.

Celular.

Samsung le preguntó a 900 personas cuáles eran las palabras con las que identificaban a la empresa y pidió a un diseñador que compusiera un sonido que los representara en segundos.

MSN.

La llegada de un mensaje en la antigua aplicación de mensajería instantánea recuerda a una forma de comunicación que Microsoft decidió darle de baja el año pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)