según estudio

Comer maní desde bebé reduce riesgo de padecer alergia

Comer maníes o alimentos a base de ese producto reduce significativamente el riesgo de alergias a esa sustancia, de acuerdo a un estudio científico británico publicado en la revista especializada New England Journal of Medicine.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esperanza para niños alérgicos al maní.

La investigación, por la cual se analizaron los casos de 628 bebés con tendencias a sufrir alergias al maní, concluyó que el riesgo de padecer esa condición logró reducirse en un 80%.

Los científicos del King's College de Londres afirmaron que es la primera vez que se logra reducir el riesgo a padecer alergia al maní.
Sin embargo, los expertos advirtieron a las familias con esos riesgos que no experimenten con productos a base de maní sin antes consultar a un médico.

El grupo de investigadores de Londres había concluido previamente que niños judíos en Israel que comenzaron a comer maníes lograron reducir sus niveles de alergia diez veces más que los del Reino Unido.

El estudio se enfocó en bebés desde los cuatro meses de edad que habían sufrido de eczema, uno de los primeros síntomas de alergias.
Controles con vacunas identificaron a aquellos niños que no habían registrado alergia al maní o que mostraron síntomas muy suaves de esa dolencia.

Los menores de 5 años no fueron alimentados con maníes enteros debido al riesgo de atragantarse, por lo cual la mitad recibió snacks a base de maní. La otra mitad evitó comer ese alimento.

Según la investigación, por cada 100 niños 14 terminarían con alguna alergia al llegar a los 5 años. Pero esa proporción se redujo en un 86%, hasta sólo dos niños por cada 100 gracias a la nueva terapia.

Incluso aquellos niños que estaban mostrando algún tipo de síntoma por comer maníes se beneficiaron. Su nivel de alergias se redujo de un 35% a un 11%.

Gideon Lack, a cargo del estudio, declaró a la BBC que fue "muy emocionante" descubrir que por primera vez "es posible prevenir el avance de la alergia". "Representa un verdadero cambio en las terapias", agregó.

Lack explicó que los niños de alto riesgo a tener alergia "deben seguir siendo evaluados, controlados y seguir con sus dietas, aunque a partir de ahora pueden alimentarse desde pequeños con maníes".

"Nos dimos cuenta que esto iba en contra de las previas indicaciones, pero es esencial que enfoquemos nuestra atención a este grupo de infantes para reducir la epidemia de la alergia al maní", señaló. Hasta 2008 las familias con alto riesgo de alergia al maní habían recibido la recomendación de evitar comer ese alimento o productos derivados.

Para Simon Murch, del Hospital Universidad de Coventry y portavoz del Colegio Real de Pediatras del Reino Unido, los resultados del estudio "son magníficos".

"Es potencialmente un momento muy significativo ya que demuestra que modificar las recomendaciones llevo a mejores resultados. Obviamente precisamos de más investigaciones sobre las alergias, pero este es un estudio muy importante y cambiará terapias en todo el mundo", agregó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)