A partir de los 20, hay que hacerse un perfil lipídico anual

El colesterol bueno, el malo y sus riesgos

El colesterol es una sustancia grasa formada por el hígado y está presente en todas las células del cuerpo, formando parte de membranas y de ciertas hormonas.

Carlos D`Angelo | Médico de UCM

El aumento de colesterol en la sangre es uno de los factores de riesgo más importantes para enfermedades coronarias y su aumento se debe (además de a factores genéticos) al excesivo consumo de grasa saturada.

Antiguamente era un problema de adultos. Lamentablemente, ya sea por el tipo de dieta o por falta de ejercicio físico, se ve cada vez más en niños, así como la diabetes 2 y la hipertensión arterial.

Antes, el tipo de diversión en la infancia era mucho más activo y la dieta casera era diferente. Ahora, debido a los videojuegos, la TV y la computadora, los niños se divierten estando quietos, llevando una vida sedentaria que, junto a las comidas rápidas ricas en grasas saturadas, llevan en muchos casos a la obesidad infantil con sus preocupantes consecuencias.

El colesterol es transportado a las células por unas partículas llamadas lipoproteínas. Dependiendo de su densidad, tendremos entonces las lipoproteínas de baja densidad como el LDL (colesterol malo), y de alta densidad como el HDL (o colesterol bueno)

El LDL transporta el colesterol del hígado a las células. Se le denomina "colesterol malo" porque los niveles elevados de esta sustancia contribuye a las enfermedades cardiovasculares obstruyendo las arterias. Un exceso de LDL en la sangre da lugar a la acumulación de grasa, produciendo la formación de placas en las paredes arteriales e iniciando la enfermedad aterosclerótica.

El LDL elevado no solo se ve en personas que tienen una alimentación rica en grasas saturadas. También se ve en el hipotiroidismo y en fumadores.

El HDL en cambio, transporta el colesterol de las células nuevamente al hígado, donde puede ser eliminado del organismo. Se denomina "colesterol bueno" porque se cree que los niveles elevados de esta grasa reducen el riesgo cardiovascular.

Las personas con niveles bajos de HDL tienen mayores chances de eventos coronarios, aun con colesterol total por debajo de 200 md/dl. Los niveles bajos de HDL muchas veces son consecuencia de la inactividad física, la obesidad y el hábito de fumar.

También es frecuente la asociación entre diabetes 2 y niveles bajos de HDL.

Los hombres generalmente tienen niveles más bajos que las mujeres de HDL debido a que los estrógenos aumentan los niveles del mismo. Cuando las mujeres dejan de menstruar, los niveles de HDL lentamente comienzan a disminuir emparejando las chances de eventos coronarios con el hombre.

Los triglicéridos son grasas que suministran energía a los músculos. También son transportados en el organismo por lipoproteínas. Una alimentación rica en hidratos de carbono o grasas saturadas produce una elevación de los triglicéridos. Los niveles muy altos de triglicéridos (por encima de 1000 mg/dl), pueden producir un cuadro grave como la pancreatitis.

El colesterol total es la suma de todos los colesteroles transportados en las partículas de LDL, HDL y otras lipoproteínas como el VLDL.

Todo adulto por encima de los 20 años debe de realizarse un perfil lipídico una vez al año. El LDL es el lípido más importante para predecir riesgo cardiovascular. A su vez, el perfil lipídico siempre informa el "índice de riesgo", que es la división entre el colesterol total sobre el HDL. Si la cifra es inferior a 4,5 la relación es normal.

COMUNIQUESE CON UCM - cercania@ucm.com.uy - José Mazzini 2957

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.