GERIATRÍA

Las claves de la salud y el bienestar

El estado a nivel psicológico, el funcionamiento de los sentidos y la movilidad son subestimados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diseñaron una nueva forma de definir bienestar en el adulto mayot. Foto: Shutterstock

La salud del adulto mayor, evaluada tradicionalmente a través de una lista de problemas como la enfermedad cardíaca, el cáncer, la diabetes, la presión arterial elevada y los niveles de colesterol, ha quedado de alguna manera superada por otro modelo más integral y que está demostrando es más relevante.

Este considera el bienestar psicológico, la función de los sentidos, la movilidad y las conductas saludables como elementos esenciales del perfil de salud de las personas, y que predicen mejor la mortalidad.

El estudio y seguimiento de 3.000 individuos, de entre 57 y 85 años, lo realizó un equipo de la Universidad de Chicago con el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Los resultados se publican en la última edición de la revista Proceedings de la Academia de Ciencias de ese país.

Más allá de la edad.

"Este nuevo modelo abarcador de salud identifica una serie de factores de salud que están totalmente ocultos por el actual modelo médico", dice la biopsicóloga de la Universidad de Chicago Martha McClintock, que dirige el estudio.

"Esto permite reclasificar a casi la mitad de estas personas que aparecían como saludables y que tienen importantes vulnerabilidades que influyen en sus posibilidades de poder morir o quedar incapacitados dentro de los próximos cinco años", agrega la especialista.

"Al mismo tiempo, se vio que algunas personas con enfermedades crónicas tenían muchas fortalezas, lo que llevó a reclasificarlas como saludables y con un bajo riesgo de muerte e incapacidad", agrega la demógrafa Linda Waite, coautora del trabajo científico.

Este nuevo modelo, que fue propuesto por la Organización Mundial de la Salud, pero que ha sido muy poco estudiado, incorpora en el concepto de salud los factores psicológicos, sociales y las capacidades físicas, además de las enfermedades que son la base del actual modelo médico de salud.

"Esta manera de trabajar con los mayores pone el acento en cómo funciona la persona a nivel físico, motor e intelectual, entre otros aspectos", dice internista-geriatra Pedro Paulo Marín.

Por ejemplo, "una fractura puede representar una limitación a la proyección de vida de una persona, pero, por otra parte, un adulto mayor contento y feliz va a vivir mejor, aunque tenga varias enfermedades", agrega el especialista.

Un factor importante a evaluar en el adulto mayor es la salud mental. Casi 30% de los eventos cardiovasculares en esta población estarían asociados a ansiedad y depresión. En su opinión, debe exis-tir una visión integral de las intervenciones que existen a esta edad, como son los viajes de Sernatur o los clubes de tercera edad, los que tendrían un impacto positivo en la salud mental de sus participantes.

Hallazgos.

En síntesis, el trabajo determinó que una salud mental debilitada, algo que afecta a uno de cada ocho personas mayores, socava la salud de maneras que antes no eran reconocidas. La obesidad representa un riesgo bajo para quienes tienen una excelente salud física y mental pero la función de los órganos de los sentidos y la participación social juegan un rol crítico en sostener o deteriorar la salud de este grupo de la población.

Por otra parte, el hecho de fracturarse un hueso a partir de los 45 es un predictor fuerte de problemas de salud futuros y es algo recurrente cuando se acerca la tercera edad, principalmente las fracturas de cadera.

Asimismo, los expertos señalan que hombres y mujeres mayores tienen diferentes perfiles de salud y bienestar al envejecer. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)