salud

Cirugía bariátrica, una alternativa para aumentar la expectativa de vida

Especialistas detallan en qué consiste y quiénes son candidatos para someterse a ella.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nombran enfermedad a la obesidad por primera vez en EE.UU.

Cuando hablamos de cirugía bariátrica nos referimos a los procedimientos quirúrgicos que se realizan con el objetivo de lograr una baja de peso significativa, duradera, además de tratar las enfermedades que se asocian a la obesidad, como son la diabetes tipo 2, hipertensión arterial, dislipidemia (aumento por sobre lo normal de colesterol y/o triglicéridos), apnea obstructiva del sueño, enfermedades osteoarticulares (como artrosis de grandes articulaciones), entre otras.

Esto logra una mejoría significativa de la calidad de vida de los pacientes, y tanto o más importante, disminuye el riesgo de morir, principalmente, por eventos cardiovasculares (infarto agudo al miocardio, accidente cerebrovascular), aumentando la expectativa de vida de los pacientes, que se ha calculado está disminuida en al menos 10 años, o 15 en el caso de los diabéticos. Además, se ha observado también que reduce la probabilidad de tener distintos tipos de cáncer.

La cirugía bariátrica implica cambios anatómicos del tubo digestivo que llevan a una restricción de la cantidad de alimento que la persona puede comer y cambios funcionales que mejoran "el metabolismo", a través de distintos mecanismos a nivel intestinal, hepático, páncreas y el sistema nervioso central, mejorando o remitiendo las enfermedades mencionadas anteriormente.

Las dos cirugías que se realizan en la actualidad son el bypass gástrico y la gastrectomía en manga, ambas por vía laparoscópica. En ambas cirugías se reduce el tamaño del estómago, que tiene una capacidad aproximada de 2 litros; en el caso del bypass se reduce en un 95% y en la gastrectomia en manga 80%. Además, en el bypass se realiza una exclusión de parte del intestino delgado al paso de los alimentos.

La recuperación es bastante rápida ya que ambas cirugías se realizan por vía mini-invasiva, la hospitalización es corta y la alimentación en las primeras semanas post operado es en base a líquidos, papia y alimentos picados.

En la actualidad, la cirugía bariátrica se considera en los pacientes que tienen obesidad mórbida (índice de masa corporal mayor a 40), obesidad severa (IMC mayor a 35) asociada a las enfermedades mencionadas previamente, y en algunos casos de obesidad leve (IMC mayor a 30) con diabetes tipo 2, que no se puede controlar con el manejo médico habitual o alguna otra enfermedad severa, que mejore significativamente con la baja de peso, principalmente de la esfera traumatológica.

Esta cirugía debe realizarse en centros que cuenten con un equipo quirúrgico de experiencia, dedicado al tema, con un equipo multidisciplinario especializado en el manejo nutricional, psicológico y endocrinológico, lo que es indispensable tanto antes como después de la cirugía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)