Los "Top 5" del verano

Cinco heladerías para disfrutar de dulzura sin culpas

Las cremas le ganan a los frutales en el Este.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Frambuesa y limón: los gustos más solicitados entre los prefieren helados frutales.

Los helados son, tal vez, el sinónimo gastronómico más directo con el verano. Tanto en la península de Punta del Este como en La Barra y Manantiales, las ofertas de este manjar para evadir el calor abundan y son muchos los que se animan al desafío de comer un helado antes de que lo derrita el sol. El País recorrió los diversos puntos del balneario en busca de las más heladerías populares del balneario.

1 - Arlecchino.

Desde hace varios años se ha transformado en una parada obligada para cualquiera que quiera refrescarse y disfrutar de un excelente helado artesanal en cualquier época del año. Ubicada en Gorlero y la 21, este local se ve repleto todas las tardes y noches del verano. Además de los deliciosos gustos que ofrece, entre los que las heladeras destacan la popularidad de clásicos como el dulce de leche súper y chocolate con almendras, los precios son de los más accesibles de Punta: un generoso cono de dos gustos cuesta $ 85 y uno de tres, $ 95. A quien no quiera esperar un largo rato de cola para ser atendido se le recomienda ir sobre el mediodía.

2 - Freddo.

Tiene nueve locales diseminados entre Punta del Este y José Ignacio. Uno en el puerto, dos en Gorlero y en la 20, otro en Punta Shopping, otro en la parada 30 de la Brava, dos en La Barra —uno en el centro comercial OH!— , otra heladería en Manantiales y otra más en José Ignacio. La esquina de Gorlero y la 27, el enorme local de Freddo tiene la oferta más amplia de todas las heladerías de Punta. No solo ofrece helados sino también distintos tipos de café y postres, milkshakes y batidos frutales. Los gustos de helado más pedidos son el chocolate suizo y el dulce de leche. La frambuesa y el limón son los más solicitados entre los frutales para combatir el calor. Entre los batidos, que se venden de manera impresio-nante según las trabajadoras, se destaca el Tropical: una bocha de helado de fresa, dos de maracuyá y jugo de naranja. El cu-curucho clásico, de dos gustos cuesta $ 140 y los batidos, $ 120 (chico) y $ 190 (grande).

3 - Volta.

En un punto neurálgico del verano, sobre la ruta, en la entrada de Manantiales, esta hela-dería de dueños argentinos se ha transformado en un ícono de la zona y trabaja a pleno durante todas las tardes y noches. Dulce de leche y frutilla son destacados como los más vendidos. El cucurucho de dos gustos puede conseguirse por $ 130 desde la mañana temprano hasta cerca de las 2 am.

4 - Pecas.

En esta fina cafetería-heladería, ubicada en la esquina de Gorlero y la 30, también tienen más éxito las cremas que los helados frutales. El chocolate holandés y el dulce de leche súper (helado con dulce de leche natural) son sin dudas los más éxitosos. Es una de las preferidas de los turistas que llegan en los cruceros. Un nuevo gusto debutó este año: Piamontesa, de crema americana y nutella, dulce y delicioso. El helado de dos gustos cuesta $ 100.

5 - El Faro.

Otra heladería tradicional del este. En su gran local frente a Canoa Quebrada, en Gorlero, vende mucho helado de chocolate, dulce de leche y menta. Cuesta hacer que el público se anime a gustos menos comunes, como tiramisú, mas-carpone o durazno al oporto, dicen. Los milkshakes de frutilla y chocolate son un éxito entre el público más joven. El cu-curucho de dos gustos cuesta $110; los milkshakes $ 90.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)